6 claves para ayudar a tus hijos a adaptarse a la guardería
Ir al blog

6 claves para ayudar a tus hijos a adaptarse a la guardería

El comienzo de la guardería es un momento muy importante para un niño o un bebé. Como padres, vale la pena que desarrollemos toda la comprensión, empatía y paciencia del mundo durante su adaptación, por más que nuestra vida laboral a veces no nos deje todo el tiempo que quisiéramos para estas tareas tan importantes.

Seguro que ya has escogido la guardería ideal para tus hijos con la guía que ofrecíamos en este post, pero eso es solo una parte de la tarea. Recuerda que los “peques” deben sentir que los dejas con confianza para sentirla ellos mismos a su vez. Por eso, estas seis prácticas seguro que te ayudan a hacerlo:

Explícales lo que va a ocurrir.

Incluso a los bebés se les puede explicar que allí van a estar unas horas pero luego mamá o papá irá a recogerlos, pues a su manera lo entienden.

“Preséntales” la guardería

Días antes de que comience, es conveniente que les lleves a que la conozcan, tanto el espacio físico como a su cuidador o cuidadora. Así te asegurarás de que cuando llegue el momento no se encuentren desorientados o confusos, aunque participes en el periodo de adaptación.

Juega a ir a la guardería

DPuedes hacerlo con muñecos, o con vosotros como protagonistas. Improvisa diálogos representativos con los papeles principales: los niños haciendo de sí mismos y mamá o papá haciendo de la educadora infantil. Así entenderán mejor lo que va a ocurrir y las actividades que harán.

Adapta los horarios.

Al menos una semana antes, comienza a adecuar los horarios a los que tendréis cuando ya vaya a la guardería.

Dales tiempo

No hay una fórmula mágica, aunque estar un rato, ver cómo juega y despedirse en el momento en que esté tranquilo, sabiendo que más de un día llorará, puede darle estabilidad. Confía en los consejos de los cuidadores..

Nunca te vayas sin despedirte

No es una buena idea irse sin despedirse, por más que nos duela tener que dejarle más de un día haciendo pucheros. Si te vas cuando esté distraído para que no se lleve el berrinche, en cuanto te busque y vea que no estás se lo va a llevar igual pero con el agravante de no encontrarte y no saber dónde estás.

Y, sobre todo, recuerda recogerles siempre con una gran sonrisa. Disfruta de vivir plenamente esos momentos tan importantes de su día a día.

Con estas claves, te resultará más fácil dejar a tu pequeño en la guardería. Además, recuerda que si tu salario, o el de tu pareja, es flexible, los Cheques Guardería te permitirán llevarle a la que más te convenza entre más de 5.000 escuelas afiliadas al servicio Guardería Pass. Con esta opción puedes ahorrar hasta 3 meses de guardería por niño, de 0 a 3 años, ya que están exentos de IRPF en su totalidad. Y si la guardería de tus sueños no está adherida a nuestra red, nosotros la afiliamos.

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar