triunfar-retribucion-flexible

Pasos para triunfar con tu plan de retribución flexible

31 Enero 2024

¿Qué crees que prefieren tus empleados: un paquete salarial rígido y uniforme o la oportunidad de personalizar su remuneración de acuerdo con sus necesidades y preferencias?
Seguramente la segunda opción te ha resultado más prometedora. A continuación, podrás conocer más sobre el modelo de compensación al que nos referimos: la retribución flexible.

¿Qué es la Retribución Flexible?

La retribución flexible es un sistema de compensación que permite a los empleados destinar una parte de su salario bruto a beneficios no monetarios, como por ejemplo, un seguro médico, planes de formación, tarjetas de comida, guardería para sus hijos, entre otros.
Si como empresa ofreces estos servicios, tu plantilla percibirá un aumento de su salario neto -ya que están exentos de IRPF- sin que el coste salarial se vea incrementado. 
Luego, queda claro cuál es uno de sus objetivos principales: acrecentar la satisfacción laboral y la motivación de tus empleados.

Tu plan de retribución flexible en 3 pasos

Aunque los mismos empleados pueden solicitar estos programas; la compañía, por iniciativa propia, puede promover su implementación.
Además, consiste en un método muy efectivo, puesto que tus empleados podrán configurar el plan en función de sus necesidades.

En cualquier caso, si ya has decidido apostar por la retribución flexible, estos 3 pasos te guiarán para diseñar el plan idóneo.

Paso 1: Identifica las necesidades de tu equipo de trabajo

El primer paso para poner en marcha un plan de retribución flexible es identificar las necesidades y preferencias de tus empleados. Piensa que no sirve de nada ofrecer un plan que no cumpla con sus expectativas. Un dato revelador es que en la actualidad el 38,6% de los empleados1 no se siente satisfecho con los planes de beneficios de su empresa. 

Para identificar estas necesidades puedes utilizar herramientas, tales como encuestas, reuniones o entrevistas individuales. El objetivo es obtener una visión clara de cuáles son los beneficios que más valoraran tus empleados. A modo de guía, productos1 como la tarjeta transporte (40,9%), el seguro de salud (39,8%), la flexibilidad horaria (38,6%) o la tarjeta comida (37,8%) son los más deseados. 

Paso 2: Diseñar el Plan

Cuando hayas obtenido toda la información necesaria, construye el plan de retribución flexible que deseas implementar. 
Para ello, deberás hacer un listado de los servicios que deseas incluir en él.  Algunos ejemplos pueden ser los siguientes: tarjeta transporte, tarjeta restaurante, cheque guardería, seguro de jubilación o de salud, formación, servicios de bienestar físico o nutricional, seguro de vida, aportaciones solidarias, renting, etc.

Es importante que el plan sea flexible y personalizable y que por tanto permita a cada empleado elegir los beneficios que mejor se adaptan a sus necesidades particulares. También es crucial que el proceso de elección sea sencillo y fácil de entender para todo el equipo.

Paso 3: Comunicación y seguimiento 

Una vez que el plan esté diseñado, debes comunicarlo de manera efectiva a tus empleados. Esto implica explicar claramente cómo funciona el plan, qué beneficios ofrece y el procedimiento a través del cual los trabajadores pueden adherirse a ellos.

Además, debes hacer un seguimiento regular del plan para asegurarte de que está resultando como se esperaba y hacer los reajustes necesarios en el caso de que no esté funcionando de acuerdo con los objetivos marcados. Esto puede implicar encuestas periódicas para recoger feedback de los empleados y análisis de datos para evaluar el impacto del plan.


Un plan de retribución flexible constituye una herramienta valiosa para aumentar la satisfacción y la motivación de tus empleados, así como para atraer y fidelizar el talento. No olvides que requiere una planificación cuidadosa y una puesta en marcha efectiva para asegurar su éxito. En Pluxee garantizamos que este método alcance la versión más versátil de sí mismo. Explora junto a nosotros sus potencialidades.

 


 

Nueva llamada a la acción