¿Cómo pueden las ONG atraer y retener al mejor talento?
Ir al blog

¿Cómo pueden las ONG atraer y retener al mejor talento?

¿Cómo pueden las ONG competir por el talento, especialmente cuando sus salarios base son normalmente más bajos que los de las empresas privadas?

El deseo de marcar la diferencia de las ONG

La respuesta consiste en ofrecer un significado real a la jornada laboral de los empleados.

Para muchos jóvenes, la búsqueda de un propósito y la oportunidad de marcar la diferencia, tanto en la vida de otras personas como en el medio ambiente, son factores de gran peso en sus decisiones de carrera.

“La búsqueda de un propósito por parte de la generación más joven está relacionada con su deseo de comprender el entorno socioeconómico, los objetivos que se les asignan y de traducir todo en acciones concretas”, explica Céline Foireau, secretaria general de WWF Francia. “Muchos de ellos insisten, además, en la importancia del espacio de trabajo, las relaciones humanas, la cooperación interna entre equipos y la ética. Están dispuestos a involucrarse, pero también buscan horarios de trabajo flexibles y movilidad”.

La voluntad de reducir las expectativas salariales

Sin embargo, ese deseo de producir un cambio, y de ver la carrera profesional como una oportunidad para ayudar a personas o zonas en necesidad, generalmente tiene un precio.
Para los empleados más jovenes se refleja en la voluntad de reducir sus expectativas salariales.

Según un estudio[1], los Millennials recibirían un recorte salarial de 7.600 dólares a cambio de una mejor calidad de vida laboral, en términos de un trabajo con mayor propósito, cultura de empresa, equilibrio entre vida profesional y vida personal o de desarrollo profesional.

Y dada la naturaleza de sus misiones, las ONG ciertamente cumplen con algunos, si no con todos, de estos criterios.

La necesidad de profesionalismo

Sin embargo, a pesar de esta coincidencia complementaria de oferta y demanda, las ONG no pueden darse el lujo de ser complacientes.

Cuando se trata de reclutar y retener millennials, muchas de ellas necesitan aumentar su nivel de profesionalidad, en términos de gestión de personas, si quieren inclinar la balanza a su favor. El propósito puede ser un factor determinante en la elección de carrera profesional, pero el paquete de compensación general también sigue teniendo un papel clave.

En vistas de esta situación, las principales ONG deberían buscar formas de construir sus salarios básicos de manera eficiente para atraer y retener el talento.

Una investigación[2] revela que las ONG utilizan cada vez más bonificaciones e incentivos grupales para lograrlo. Los planes de pensiones y las bonificaciones por referencias para incorporar nuevos empleados también mejoran el paquete general, mientras que los cursos de capacitación que ayudan a desarrollar perspectivas de carrera entre los colaboradores y la flexibilidad en el trabajo para mejorar su equilibrio entre vida profesional y vida personal también aportan un valor real[3].

Beneficios rentables

Al mismo tiempo, las políticas de beneficios e incentivos también tienen un papel que desempeñar para atraer y retener al personal con más talento. Los programas de bienestar que ayudan a los colaboradores a lidiar con situaciones a veces estresantes, ya sea a través del ejercicio, la nutrición, el asesoramiento u otras actividades de apoyo, son una forma efectiva de impulsar el compromiso.

La investigación realizada por organizaciones líderes ha demostrado la importancia de brindar ese tipo de apoyo[4].

Sin embargo, no deberían ser el único objetivo de dichas políticas. La gestión motivadora y justa contribuye al reconocimiento, al tiempo que fomenta la responsabilidad y el trabajo en equipo.

“Ahora bien, una política sólida de beneficios e incentivos debe ayudar a los empleados a superarse, trabajar éticamente y a celebrar la finalización de un proyecto”, explica Céline Foireau, secretaria general de WWF Francia. “Los incentivos son el reconocimiento de la fuerza interna que es la motivación, que se brinda mediante la atención constante al compromiso de los empleados con el éxito de la empresa y sus valores”.

El desafío que enfrentan muchas ONG en la actualidad consiste, por lo tanto, en diseñar una política que promueva el reconocimiento, pero que al mismo tiempo ofrezca beneficios que alivien la presión de trabajar en el entorno de las ONG. Y a falta de respuestas fáciles, los expertos externos ciertamente pueden ayudar.

 

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar