La importancia de la formación en las organizaciones: upskilling y reskilling
Ir al blog

La importancia de la formación en las organizaciones: upskilling y reskilling

La formación y el aprendizaje no están reservados sólo a los años académicos. De hecho, cada vez es más necesario incorporar en las empresas planes de formación constante para actualizar los conocimientos y capacidades de los empleados.


El porqué reside, por un lado, en el ritmo acelerado del ámbito empresarial debido a la transformación digital y los avances tecnológicos. Y por otro, al hecho de que las generaciones senior todavía en activo deben actualizar sus perfiles para adaptarse a las exigencias del mercado, desarrollando nuevas habilidades y reduciendo la brecha digital.

Dentro de este contexto se enmarcan el upskilling y reskilling como procesos formativos que dan respuesta a la necesidad urgente de las empresas de incorporar a su plantilla perfiles digitales y cualificados, capaces de responder a las nuevas necesidades del mercado.

Qué son el upskilling y el reskilling

Upskilling y reskilling son conceptos que durante los últimos años han adquirido gran relevancia dentro de los departamentos de recursos humanos. La evolución de las competencias dentro del entorno laboral hacia entornos tecnológicos, ha supuesto para algunas empresas una carencia de perfiles actualizados y cualificados para asumir los nuevos requerimientos y desafíos laborales.

Esta situación ha puesto sobre la mesa la importancia de los programas de formación internos para que las plantillas puedan adaptarse a los nuevos cambios y desarrollar su trabajo de forma más eficaz. Adquirir nuevas habilidades y ampliar las existentes ha pasado a ser un must dentro de la trayectoria laboral de todo profesional, y de ahí la importancia de los planes de upskilling y reskilling. 

Vamos a ver las diferencias que existen entre estas dos modalidades formativas:

  • Upskilling. El upskilling hace referencia a los distintos tipos de programas formativos que se llevan a cabo mediante mentoring, talleres, cursos online u otras formas de microaprendizaje, y permiten que un profesional crezca dentro de su área laboral, mejorando o potenciando sus habilidades.
  • Reskilling. El reskilling, por su parte, busca formar en nuevas habilidades o conocimientos a un profesional, de manera que este pueda rotar de departamento, reorientar su carrera o adquirir diferentes skills para el manejo de herramientas digitales o nuevas tecnologías.

La formación continuada dentro de la que se engloban el upskilling y el reskilling, se conoce como Lifelong Learning, y define a aquellas empresas que apuestan por la idea de que el éxito de una entidad depende, en gran medida, de la fuerza y cualificación de sus trabajadores, así como de su capacidad para adaptarse a entornos en constante cambio.

A través de profesionales actualizados, las empresas pueden hacer frente a los nuevos desafíos y retos digitales del mercado sin tener que prescindir de los equipos más senior por haberse quedado obsoletos para puestos de trabajo con conocimientos tecnológicos específicos.

upskilling y reskilling empleados

Beneficios del upskilling y del reskilling

El aprendizaje continuo ha pasado a ser, por tanto, una parte esencial de la trayectoria de cualquier profesional. Algunos de los beneficios más directos del upskilling y reskilling son:

Mejora la motivación de los empleados

Los empleados se sienten más cualificados y conocen con mayor profundidad las necesidades de su puesto de trabajo, por lo que son capaces de rendir más, aumentar su productividad y desempeñar sus tareas con mayor facilidad.

Consigue la adaptación de otras generaciones a las nuevas tecnologías

Los programas formativos de upskilling y reskilling permiten reducir la brecha digital. De esta forma, los profesionales senior que cuentan con una experiencia y conocimientos dilatados sobre su mercado y profesión, no se quedan atrás ante las nuevas generaciones de nativos digitales que sí disponen de herramientas de desempeño digital pero no conocen todavía el mundo laboral en profundidad.

Retención de talento

Los empleados, además de mejorar su motivación, aumentan su sentimiento de pertenencia a la empresa al verse más implicados en sus responsabilidades laborales y al percibir a su empleador como una fuente de formación donde poder continuar aprendiendo y creciendo. Los programas de upskilling y reskilling permiten por tanto a las organizaciones retener el talento, evitar la rotación laboral y ahorrar costes y tiempo a los departamentos de recursos humanos en procesos de nueva contratación.

Cheque formación: la solución para incrementar la capacitación de los empleados

Los empleados también tienen la posibilidad de continuar formándose mediante los distintos planes formativos que ofrecen las empresas a sus trabajadores, como los que se enmarcan dentro de los programas de Retribución Flexible o de beneficios sociales. A través de estos planes, las empresas ponen a disposición de sus empleados servicios como el cheque formación con el que los profesionales tienen la oportunidad de estar actualizados y mejorar sus competencias laborales.

En este sentido, Formación PASS de Sodexo es un servicio en forma de cheque virtual que las empresas ofrecen a sus empleados a través de los programas de Retribución Flexible o beneficios sociales, para que puedan acceder a cientos de cursos online o presenciales con los que adquirir o consolidar competencias y habilidades; siempre y cuando estén relacionados con su puesto de trabajo.

Se trata de un servicio que está totalmente exento de IRPF, por lo que el trabajador puede llegar a ahorrarse hasta un 25 % del valor total del curso (en el caso de los programas de Retribución Flexible), o recibirlo en forma de beneficio social. De esta forma, las empresas potencian y reciclan a través del reskilling y upskilling los conocimientos de sus trabajadores, mejoran su motivación y consolidan una plantilla más satisfecha y cualificada.

La retribución flexible en la empresa guía
Ir al blog

También te puede interesar