Conciliación laboral y familiar: qué es y por qué es tan importante para los trabajadores
Ir al blog

Conciliación laboral y familiar: qué es y por qué es tan importante para los trabajadores

En las últimas décadas, el concepto de conciliación laboral y familiar está cobrando un énfasis particular. Desde que entrara en vigor la primera ley (Ley 39/1999, del 5 de noviembre), encargada de regular la conciliación en este ámbito, se empezaron a promover unas medidas equitativas para que tanto hombres como mujeres, pudieran enlazar la vida profesional y personal sin prejuicios para ninguna de sus partes.


En el año 2007 la Ley de Igualdad marcó el inicio de un cambió que, a día de hoy, sigue facilitando la vida a millones de personas. Pero sin duda, es un reto en el que las empresas todavía pueden seguir trabajando. Veamos con más detalles en qué consiste la conciliación laboral y cuál es su importancia en el contexto actual.

Conciliación laboral y familiar: apuesta por el bienestar

El término de conciliación laboral y familiar hace referencia a una serie de medidas que cuentan con un objetivo común: conseguir que cualquier trabajador pueda llevar a cabos sus funciones laborales y seguir creciendo profesionalmente, sin tener que renunciar por ello a su vida personal.

El concepto también incluye impulsar medidas para erradicar las desigualdades de género que, a día de hoy, siguen afectando a muchos trabajadores. En este sentido, lo que se busca es que tanto hombres como mujeres tengan los mismos derechos a la hora de ejercer como progenitores.

¿Cuál es la importancia de la conciliación en el entorno laboral y personal?

Con la llegada de la pandemia, el porcentaje de profesionales que teletrabajan ha pasado de un 4,8 % (antes del confinamiento), a un 9,5% en el año 2021. Porcentajes1 que aún está muy por debajo del resto de la media europea, donde Finlandia ocupa un primer puesto con un total de 25 % de trabajadores que ejerce sus funciones desde casa.

Y es que la importancia de adaptar estas medidas de conciliación al marco general del trabajador no solo repercute al propio empleado, sino también al conjunto de la empresa.

Entre algunos de los beneficios que supone la implementación en la empresa de planes de conciliación, pueden estar los siguientes:

Beneficios de la conciliación laboral para los trabajadores

  • Además de ser un factor que influye directamente en la reducción del estrés de los trabajadores, al disponer estos de mayores facilidades para compatibilizar su vida profesional, personal y familiar, la conciliación repercute positivamente en una mejora el estado anímico del empleado y contribuye a favorecer el buen clima laboral en las relaciones entre trabajadores dentro de la empresa.
  • Los planes de conciliación también ejercen un efecto positivo en la motivación de los profesionales, algo que se puede traducir en un mayor rendimiento en el desarrollo de sus tareas. Prueba de su importancia, está en que según nuestro estudio El Mix generacional en las empresas españolas, poder conciliar la vida laboral y personal es el primer factor de motivación en la empresa de los trabajadores de la generación Z, y el segundo para los profesionales millennials y de la generación Z —que lo sitúan tan sólo por detrás de la remuneración—.

Ventajas de la conciliación laboral para la empresa

  • Los trabajadores motivados son más productivos2 y eficientes en el desempeño de sus tareas.
  • Al reducir el estrés de los trabajadores, otro de los beneficios de los planes de conciliación laboral para la empresa es la reducción de las bajas laborales y los costes empresariales derivadas de los mismos, que suponen en total un coste anual de 80.000 euros3.
  • Aumenta el sentimiento de pertenencia de los empleados con la empresa, al sentirse más comprometido con la compañía, sus objetivos y retos. Por lo que, de esta manera, también se consigue fidelizar a los trabajadores.

Medidas para implementar la conciliación laboral

Flexibilizar horarios

Dotar al empleado de la oportunidad de elegir el horario de entrada y salida al centro de trabajo, hará que su nivel de productividad aumente. Además, la flexibilidad horaria permitirá que el empleado pueda organizar mejor su día a día para adaptar su horario al de sus obligaciones personales.

Implementar el teletrabajo

A través del trabajo a distancia o de técnicas como el smart working —un modelo basado únicamente en el cumplimiento de objetivos y plazos— los empleados cuentan con mayor autonomía en el desempeño de sus obligaciones profesionales.

Implementar estos modelos de trabajo permiten cumplir con diferentes medidas para mejorar la calidad de vida del trabajador. Desde flexibilizar horarios hasta mejorar la productividad. Pero no solo eso, también reduce el estrés, ahorra costes y reduce el absentismo laboral.

Realizar reuniones por videoconferencias

Hacer videoconferencias en lugar de reuniones físicas, ayudará al empleado a economizar mejor su tiempo y emplear la energía sobrante, en llevar a cabo sus funciones para conseguir el éxito en el proyecto dado.

Establecer planes de beneficios sociales

Con las políticas de beneficios sociales la empresa ofrece a sus empleados a través de pago en especie o retribución, distintos servicios o bienes útiles en el día a día del trabajador como lo son, por ejemplo, las tarjetas restaurante, que permiten a los trabajadores el pago del menú diario en distintos restaurantes, facilitándoles así un ahorro en el tiempo que les supondría preparar su comida. Otro servicio idóneo para favorecer la conciliación laboral son los cheques guardería, que son de gran ayuda para los profesionales con hijos de hasta 3 años. En este sentido, el Cheque Guardería Pass de Sodexo permite a los empleados ahorrar hasta 3 meses en gastos de guardería al estar exento de IRPF y también supone un aumento en el salario neto de los empleados.

Todo ello se podría traducir en mayor bienestar personal del empleado, mayor tranquilidad y mayor equilibrio físico y mental.

Retribución Flexible

Mediante los programas de Retribución Flexible, el trabajador tiene la posibilidad de destinar hasta el 30 % de su salario bruto anual a servicios cotidianos como el pago del menú diario en restaurantes, transporte, formación, guardería, etc. Además, el acceso a estos servicios trae consigo un importante ahorro, al estar exentos de IRPF, lo que ayuda a incrementar el salario neto del empleado.

El hecho de fomentar medidas de conciliación laboral y familiar no solo aporta beneficios a los empleados, sino también a la propia empresa. Y es que, alcanzar ese equilibrio entre la vida personal y la profesional debe pasar de ser un reto, a una norma común en la sociedad actual.

Descárgate la guía del equilibrio entre la vida personal y profesional
Ir al blog

También te puede interesar