Retribución flexible, beneficio social, modelo mixto… Descubre la mejor fórmula para tu empresa
Ir al blog

Retribución flexible, beneficio social, modelo mixto… Descubre la mejor fórmula para tu empresa

Los beneficios a empleados son cada vez más utilizados por las empresas. Conocer las necesidades de la propia organización y, también, las de la plantilla puede ayudar a elegir la fórmula que más le conviene a tu compañía.


Los beneficios a empleados es una práctica frecuente en las empresas contemporáneas. La inclusión de bienes y servicios que facilitan la conciliación y fomentan la motivación de los profesionales es una tendencia cada vez más habitual en el ámbito laboral actual, puesto que no solo permiten maximizar el salario, sino contar con estas ayudas permiten una mejor conciliación entre la vida profesional y la personal. De hecho, los profesionales más jóvenes ya sitúan las condiciones para conciliar como el segundo elemento a valorar en una empresa, después del salario[1].

Las tarjetas restaurante, los cheques guardería o la tarjeta transporte, o los nuevos beneficios digitales, cada vez más demandados, son aportaciones extrasalariales muy reconocidas por los trabajadores al tratarse de servicios diseñados para fomentar el bienestar en la empresa que, además de potenciar la productividad, funcionan como mecanismos para atraer y retener el talento.

La oferta de los beneficios a empleados puede hacerse de tres maneras diferentes: beneficio social, retribución flexible y modelo mixto.

 

beneficio-social

Beneficio Social

Al aplicar esta modalidad, es la compañía la que se responsabiliza del coste completo del bien o servicio contratado. Son bienes o servicios no monetarios que no se pueden reemplazar por dinero, se ofrecen de manera directa a modo de complemento salarial. Es un incentivo con el que se pretende motivar a la plantilla, así como reforzar el vínculo entre empresa y personal, al tiempo que se satisfacen necesidades de conciliación entre la vida laboral y la personal.

Este tipo de beneficios son muy valorados, en la actualidad el 50% de los empleados los prefieren, junto al tiempo libre, antes que un aumento de salario[2]. Además, los beneficios sociales están exentos de IRPF en función de los límites establecidos por ley. En el caso de los cheques comida, por ejemplo, la exención fiscal alcanza hasta los 11€ por día laborable.

Por lo general, los beneficios sociales dependen del convenio colectivo al que se ajuste la actividad de la empresa, pero también a las políticas internas de RRHH en relación con la retribución y/o a la gestión del talento. Es la empresa la que entrega de manera íntegra el coste del producto o servicio, por lo que los empleados controlan y gestionan los gastos salariales, mejorando así el paquete retributivo de la empresa y haciéndole más atractivo. Sin embargo, es la organización la que decide qué productos o servicios entrega y en qué cantidad, así como segmentar la oferta por grupos de trabajadores, aunque normalmente suelen entregarse de manera general y están dirigidos a toda la plantilla.

Ventajas de los beneficios sociales para tu empresa

Algunas de las ventajas de los beneficios sociales para las empresas:

  • Deducibles en el Impuesto de Sociedades. Se trata de productos y servicios que cotizan a la seguridad social y son deducibles al 100% del Impuesto de Sociedades.
  • Mejoran el employer branding. Permiten a la empresa diferenciarse y mostrarse como una compañía atractiva para trabajar en ella al mejorar la propuesta de valor al empleado.
  • Atraen y retienen talento. Su oferta ayuda a fidelizar, al asociarse la adopción de estas medidas con empresas concienciadas con y para sus empleados.
  • Fomenta la motivación y productividad. Como herramienta que cuida a los trabajadores su uso es eficaz a la hora de aumentar la productividad, así como refuerza el compromiso y mejora el clima laboral reduciéndose el absentismo.
  • Ayuda al control de los gastos salariales. Debido a la exención de IRPF de los beneficios sociales, el gasto que asume la empresa a través de su oferta de estos es menor que si aportada esa misma cantidad como parte de la nómina.

retribucion-flexible

La retribución flexible

La aplicación de este sistema permite a cada trabajador emplear hasta un 30% de su salario bruto anual a servicios cotidianos exentos de IRPF, como puede ser el pago de menú diario en restaurantes, costear el transporte hasta el puesto de trabajo o la guardería. Poder utilizar la retribución flexible para hacer frente a este tipo de gastos, permite al personal obtener un ahorro significativo a la vez que se maximiza su salario neto anual.

La empresa es la encargada de configurar el plan de retribución flexible que quiere ofrecer, y en él incluye los productos y servicios que considera más beneficiosos para su plantilla. Una vez diseñado el plan, a partir de la oferta presentada, los profesionales confeccionan el suyo propio seleccionando, en base a sus necesidades individuales, los servicios que quieren disfrutar y el importe de su salario que quieren destinar a ello; siempre teniendo en cuenta que la exención fiscal del IRPF aplica hasta un 30% de su salario anual.

La retribución flexible es un instrumento que permite a la empresa aumentar el salario neto de sus empleados sin que aumenten para ella los costes salariales y, además, siempre puede elegir qué servicios quiere ofertar. Además, esta herramienta retributiva atrae y retiene talento al poner al servicio de los empleados opciones que satisfacen algunas de sus necesidades.

Ventajas de la retribución flexible para tu empresa

Algunas de las ventajas que ofrece la retribución flexible, , a las empresas son:

  • Atrae y retiene talento. Poner a disposición de candidatos y empleados un plan de retribución flexible atractivo puede convertirse en el valor añadido entre elegir una empresa u otra. Aumenta el poder adquisitivo del personal sin que aumente el coste salarial para la compañía. Las ventajas fiscales que conlleva este tipo de retribución, pudiendo destinarse hasta el 30% del salario bruto anual, lleva a obtener a final de año un salario neto mayor.
  • Facilita la conciliación. Los servicios ofertados están ligados a mejorar el bienestar del trabajador y, por lo tanto, a contribuir a la conciliación entre vida personal y laboral.
  • Aumenta el compromiso. Poder beneficiarse de un plan de estas características potencia el compromiso y la fidelización del talento al percibir que existe un interés por su bienestar más allá del ámbito laboral.
  • Incrementa la productividad y reduce el absentismo. La motivación en el trabajo se traduce en empleados más felices y productivos, lo que disminuirá el absentismo laboral..
  • Mejora la imagen de marca de las empresas. La imagen de las compañías con este tipo de planes retributivos se ve reforzada al transmitir interés y preocupación por las personas que forman parte de su equipo.

modelo-mixto

Modelo mixto

El modelo mixto es una combinación de la aplicación de los beneficios sociales y la retribución flexible. En consecuencia, mediante el uso de este sistema, los beneficios a empleados los pagan de manera parcial tanto la empresa como el trabajador.

Al optar por este sistema de retribución, será la empresa la que elija los servicios o productos que ofrece como beneficios sociales y permite al empleado la posibilidad de complementar el resto mediante un plan de retribución flexible.

Es habitual que, por ejemplo, a través de la aplicación del modelo mixto, la compañía aporte a sus empleados una ayuda para el coste de la guardería, mientras que el resto del gasto se acoge al plan de retribución flexible.

A través de esta modalidad también es común que desde la empresa se ofrezca un seguro médico en forma de beneficio social y, como parte del plan de retribución flexible, dé la opción de incluir en esta esta cobertura sanitaria a miembros de la familia.

[1] Randstad Employer Brand Research 2019
[2] Global Benefits Attitudes, Willis Towers Watson 2021

La guía de los beneficios sociales para RRHH
Ir al blog

También te puede interesar