¿Qué es la nómina flexible? Da un paso más en tu modelo de retribución
Ir al blog

¿Qué es la nómina flexible? Da un paso más en tu modelo de retribución

Los formatos de remuneración salarial han evolucionado en los últimos años hacia modelos más personalizados y flexibles, que incluyen conceptos mucho más amplios que la propia compensación dineraria. Es el caso de modelos como la nómina flexible, también conocida como retribución flexible.


La nómina flexible hace referencia a una modalidad salarial más personalizada y adaptada a las necesidades de cada uno, con grandes ventajas. Sin embargo, en muchas ocasiones este modelo plantea algunas dudas. Si estás leyendo este artículo es posible que estés preguntándote ¿En qué consiste exactamente la nómina flexible y cómo puede ayudar a maximizar la retribución de tus empleados? Vamos a verlo con algunos ejemplos.

Qué es la nómina flexible

Empecemos por el principio. Es importante que sepas que la nómina flexible es un una fórmula salarial en la que, a diferencia de los tradicionales sistemas de nómina fija, es el propio empleado quien decide si quiere incorporar el pago de uno o varios servicios en esta modalidad, aunque para ello, es necesario que la empresa cuente con un plan de Retribución Flexible.

Dicho de otro modo, a través de una nómina flexible, el empleado puede incluir el pago de conceptos como la guardería dentro del importe de su nómina, para beneficiarse de una exención fiscal que aumenta su beneficio neto percibido.

Además, la retribución flexible o nómina flexible es una herramienta salarial que tiene un doble impacto sobre la nómina del empleado:

  • Impacto emocional, ya que incide sobre una forma de gratificación que va más allá del pago en sí, reforzando el denominado “salario emocional”.
  • Impacto económico, porque se aplica una exención fiscal de IRPF en los servicios incluidos en la modalidad de nómina o retribución flexible (hasta un máximo del 30 % del salario bruto anual del empleado). Por tanto, existe una mejora en lo ingresos netos del trabajador.

Algunos ejemplos de los servicios que pueden incluirse en un modelo de nómina flexible son la tarjeta restaurante, el cheque guardería, la tarjeta transporte, el cheque formación, los seguros médicos, los planes de jubilación o los servicios de gimnasio. Todos ellos son gastos cotidianos que, abonados de forma tradicional, suponen un gasto mayor que si se incluyen en la modalidad de nómina flexible.

Vamos a verlo con un ejemplo.

Ejemplo práctico de nómina flexible

ejemplo nómina flexible

Como ves en el ejemplo, Ana y Luis ganan lo mismo, pero ¿cobran lo mismo?

Ambos perciben un salario bruto anual de 30.000 euros, la diferencia entre ambos es que Ana tiene una nómina fija y Luis una nómina flexible.

Ana no utiliza ningún servicio de los programas de Retribución Flexible, por lo que su base imponible será de 26.095 €, lo que implica que su nómina sufrirá una retención de IRPF del 14,81 % de acuerdo con su banda salarial (en total 4.443 €). Por tanto,  Ana recibe a final de mes un salario neto de 1.600 €.

Sin embargo, con un sistema de nómina flexible, el trabajador recibiría 1.711 € netos de ingreso en nómina. Esto es debido a que Luis hace uso de servicios que incluyen los programas de Retribución Flexible de su empresa y que cuentan con una exención de IRPF. Así, en el último mes ha disfrutado de estos servicios por valor de 4.450 €, lo que hace que su base imponible se reduzca a 21.645 € y que, por tanto, la retención que se le aplique sea menor que la de Ana: un 12,17 % (3.109 €). Por tanto, a final de mes Luis cobrará 111 € netos más que Ana, teniendo ambos el mismo salario bruto.

Si quieres calcular el ahorro en nómina e ingresos totales de un trabajador, también puedes utilizar nuestro simulador de retribución flexible

¿Estás pensando en crear o ampliar tu plan de Retribución Flexible?

Si necesitas más información para definir la estrategia de compensación de tu empresa, te asesoramos sobre las opciones que mejor se adaptan a tus necesidades y las de tus empleados.

Recibe tu evaluación gratuita sobre Retribución Flexible

Ventajas de la Retribución Flexible

El modelo de nómina flexible procede de Estados Unidos y, aunque hasta hace no mucho se trataba de una práctica casi exclusiva de grandes multinacionales y de puestos directivos, cada vez se está extendiendo más a PyMEs y a diferentes rangos de las plantillas.

Sus grandes ventajas, tanto para el empleados como para el empleador, han llevado a empresas de todos los tamaños a incluirlas en sus planes retributivos. Estas son algunas de las más importantes:

Mas capacidad adquisitiva para el trabajador

Los empleados pueden confeccionar su plan voluntariamente según sus necesidades seleccionando qué servicios y qué importe de su salario quieren destinar a cada uno de ellos, teniendo en cuenta que la exención fiscal de IRPF aplica hasta un máximo del 30 % de su salario bruto anual.

Favorece la conciliación

Algunos servicios de los que se ofrecen en el sistema de Retribución Flexible, como los cheques guardería o la tarjeta restaurante, permiten a los empleados disponer de mayor tiempo libre y mejorar la conciliación de su vida personal y laboral.

Aumenta de la satisfacción de los empleados

Al incrementarse su poder adquisitivo y tener una mejor organización de su tiempo, los empleados se sienten más satisfechos con la empresa y consolidan su sentimiento de pertenencia a la organización.

Según datos de nuestro Barómetro de la Retribución Flexible, el 75% de los trabajadores se siente satisfecho con las medidas de retribución flexible y el 52% las solicitaría si su empresa lo ofreciese.

Mejoras en la productividad

La satisfacción de los empleados con la entidad tiene un impacto directo en el aumento de su motivación y rendimiento y reduce el absentismo laboral.

Retiene y atrae talento

La nómina flexible actúa como palanca de captación y fidelización del talento, porque incide directamente en la retribución neta del empleado, así como en el denominado “salario emocional”. Este último concepto, que hace referencia a todos aquellos elementos que no están asociados a la retribución económica directa, refuerzan de forma muy tangible la propuesta de valor de la empresa, mejorando su imagen de marca empleadora al incluir servicios que contribuyen a la conciliación y flexibilidad.

Plan personalizable

La empresa que implementa un plan de retribución flexible puede configurarlo en base a sus necesidades particulares añadiendo los servicios que quiere ofrecer a sus empleados. Los servicios que pueden incluirse en un plan de retribución flexible incluyen:

  • Restaurante: Hasta 11 € por empleado y día
  • Transporte: Hasta 1.500 € anuales en servicios de transporte público colectivo
  • Guardería: 100% exento de IRPF
  • Formación: 100% exento de IRPF
  • Seguro de salud: 500€ por beneficiario

Una vez configurado el plan por la empresa (seleccionando uno o varios de los productos anteriores) los empleados pueden confeccionar su plan voluntariamente según sus necesidades seleccionando qué servicios y qué importe de su salario quieren destinar a cada uno de ellos, teniendo en cuenta que la exención fiscal de IRPF aplica hasta un máximo del 30 % de su salario bruto anual.

Ventajas para la empresa

A diferencia de los beneficios sociales, con los planes de Retribución Flexible es el empleado el que soporta el coste de los servicios a los que se acoge, por lo que no supone gasto alguno para las empresas.

Se trata de una herramienta completamente digital, donde los responsables de recursos humanos pueden gestionar todo el proceso de forma fácil y rápida reduciendo notablemente los tiempos y carga administrativa para las empresas. Algo que hoy en día es prioritario para todos.

La retribución flexible en la empresa guía
Ir al blog

También te puede interesar