Salud, Bienestar y Wellness Corporativo
Ir al centro de conocimiento

Salud, Bienestar y Wellness Corporativo

INTRODUCCIÓN


La salud y el bienestar de nuestros empleados son cuestiones muy importantes que debemos tener en cuenta. Estar sano no es lo mismo que no tener enfermedades, y el bienestar no depende solo del apartado físico; también es una cuestión emocional.

De todos los condicionantes que afectan a nuestro bienestar, el estrés laboral es uno de los principales. Este se produce por una elevada carga de presión en el trabajo, unida al desequilibrio existente entre la vida laboral y la profesional.

La conciliación deficiente es una constante en los últimos años, ya que las tecnologías digitales hacen que estemos conectados al trabajo las 24 horas del día. Recordemos que el estrés tiene consecuencias nefastas para la empresa: es la causa del 30% de las bajas laborales en España1 y supone en total un coste anual de 80.000 euros para todas las empresas afectadas2.

Conectados al trabajo las 24 horas del día

Existe hoy en día una clara tendencia entre los empleados a optar por un trabajo u otro teniendo en cuenta factores extrasalariales, como la presencia de políticas conciliadoras y de bienestar en la empresa. El empleado actual preferirá siempre trabajar en una compañía que se preocupe por él. El salario ya no lo es todo.

Pero, más allá de que fomentar el bienestar sirva como factor de atracción del talento, aplicar estas medidas debería ser uno de nuestros principales objetivos como empresa moderna. Y es que conseguir el bienestar en nuestra plantilla significa que los empleados están contentos con el trabajo que hacen. Según un estudio consultado, un trabajador feliz con su trabajo es un 88% más productivo.

Esto se debe a que:

Estos empleados tienen un riesgo menor de sufrir accidentes laborales, según el mismo estudio.

33%

Además, Si el personal está satisfecho y a gusto en su puesto, presentará hasta un 33% más de energía y dinamismo.

31%

Un trabajador feliz es un trabajador motivado. Es un hecho que la motivación está estrechamente ligada al rendimiento. Los trabajadores comprometidos y motivados con su trabajo son hasta un 31% más productivos.

67%

El empleado contento con su trabajo muestra más creatividad y se adapta mejor a los cambios.

Queda demostrado pues que preocuparse por el bienestar de los empleados es vital tanto para la captación y retención de talento como para potenciar la productividad en la empresa. Invertir en conceptos relacionados con el bienestar de los empleados puede significar todo un cambio en el rumbo corporativo. Por eso, conceptos como wellness o well-being cada vez se tienen más en cuenta en el mundo laboral actual.


Wellness corporativo: el bienestar físico de los empleados

El primer concepto que surge cuando hablamos de políticas empresariales que apuestan por la salud de sus empleados es el de wellness corporativo. Este término, que significa “bienestar” en español, tiene como objetivo principal llevar a los empleados hacia una vida saludable y satisfactoria.

Los programas de wellness se centran en trabajar el bienestar físico mediante acciones que promuevan la vida sana. Por eso, cuando hablamos de wellness corporativo, no nos estamos limitando a unas pocas acciones concretas sino a todo un amplio abanico de medidas que se recogen en las siguientes categorías:

Apuesta por la salud de tus empleados
Alimentación saludable.

Promueve la alimentación saludable. Por ejemplo, si tu empresa dispone de cocina, proporciona productos naturales a tus empleados. Si, en cambio, tenemos máquina expendedora, sustituye los aperitivos por opciones más saludables.
Es posible contratar a un nutricionista para asesorar a nuestros empleados a alimentarse a través de charlas sobre alimentación saludable.

Actividades físicas

Organiza actividades físicas. Hablamos de acciones que promueven la vida sana y al mismo tiempo potencian la imagen de la empresa: por ejemplo, organizando una carrera solidaria, animamos al personal a hacer ejercicio y, de paso, generamos un sentimiento de comunidad entre los empleados. También podemos impartir sesiones de ejercicio durante la pausa u organizar torneos de fútbol entre la plantilla.

Concilación

Ayuda al empleado a mejorar su conciliación. Como hemos visto, una de las causas principales del estrés entre los trabajadores reside en el hecho de que no compaginen con éxito la vida profesional y la vida personal. Así, acciones como habilitar el tele-trabajo sin duda hará que mejoren el equilibrio. Ofrecer un horario flexible es otra medida que también facilitará la conciliación del empleado. Esta acción le permitirá, además, encontrar tiempo para realizar alguna actividad física durante la jornada laboral.

Wellness

Invierte en wellness. En las grandes empresas no es rara la presencia de un gimnasio o de salas de yoga dentro de las oficinas. Aunque este no sea el caso de la gran mayoría de las empresas, disponer de un gimnasio es un activo de gran valor para potenciales empleados. Una alternativa para pequeñas y medianas empresas puede ser el copago de la cuota del gimnasio. Sin embargo, cabe destacar que se puede potenciar el wellness corporativo sin necesidad de realizar grandes inversiones. Un ejemplo son los escritorios adaptables para trabajar de pie, que tienen gran impacto en la salud de los empleados al mejorar su postura física.


El impacto del wellness corporativo

Cuando hablamos de este tipo de medidas, no nos referimos exclusivamente a preocuparnos por la salud de los empleados. Los planes destinados al fomento del bienestar causan un impacto positivo tanto en el personal como en toda la empresa, ya que:

Mejora la productividad

Mejora la productividad. Es una realidad que aquellos empleados que no se encuentren bien físicamente trabajarán con menos eficiencia que un trabajador sano. Entonces, como las implementaciones de wellness corporativo están ideadas con el fin de prevenir enfermedades y de paliar el estrés, existe una relación directa entre el nivel de wellness corporativo y la productividad general.

Calidad de vida

Aumenta la calidad de vida del empleado. Estas medidas tienen un impacto directo en la calidad de vida del trabajador, quien, además de mejorar en cuestiones de salud, también refuerza los vínculos sociales, ya que muchas de las medidas de wellness corporativo están ideadas para ser practicadas en grupo.

Creatividad

Potencia la creatividad. En este caso, las políticas de wellness corporativo son de gran importancia, ya que realizar ejercicio físico con regularidad no solo implica prevenir enfermedades, sino que también ayuda a nuestro sistema cardíaco a funcionar mejor, lo que nos ayuda a pensar con mayor claridad. Por ejemplo, está demostrado que una actividad física tan sencilla como caminar es capaz de mejor nuestra creatividad un 60%5.

Reduce costes

Reduce costes. Debido a que potenciamos la vida saludable de nuestros trabajadores, con las políticas de wellness corporativo reducimos fenómenos perjudiciales para nuestra empresa como son las bajas por enfermedad, el absentismo laboral y la rotación excesiva de personal.

imagen de la empresa

Mejora la imagen de la empresa. Las políticas de wellness corporativo están a la orden del día en el mundo laboral, y cada vez son más las empresas que se preocupan por la salud de sus empleados. Poniendo en marcha estas medidas, generamos un intangible de gran valor en la empresa sin necesidad de aumentar la masa salarial. Aquellas compañías que cuenten con un plan de wellness corporativo serán más atractivas para atraer y retener el talento.


El futuro del wellness: el well-being corporativo

Aunque los planes de wellness corporativo están pensados para promover el bienestar de los trabajadores a partir de medidas centradas en mejorar su salud física, existe un concepto empleados en los últimos años ha ganado fuerza en el mundo empresarial: el well-being corporativo.

Well-being, al igual que wellness, significa “bienestar” en español, pero, a diferencia de esta última, que se preocupa del bienestar físico, el well-being entiende la salud como un todo que incluye tanto la parte física como la psicológica y emocional. Así, el principal objetivo de esta corriente es buscar el bienestar íntegro de los empleados.

Como ocurre con las acciones prowellness, las medidas que podemos implantar en un programa de well-being son muy variadas. Algunas a destacar comprenden:

WELL-BEING CORPORATIVO
Salud mental

La salud mental. La idea principal del well-being es situar el bienestar emocional como un factor fundamental para estar sano. Ofrecer asistencia psicológica, del mismo modo que en muchas empresas se ofrece seguro médico, ayudará a los empleados a alcanzar un mayor bienestar emocional.

Mindfulness

Talleres de mindfulness. En esta línea, el mindfulness es una herramienta ideal para ayudar al empleado a mejorar su conciliación a través de un conjunto de prácticas que incluyen técnicas de respiración, yoga o meditación.

Creatividad

Teletrabajo y horarios flexibles. Implantar el teletrabajo o la jornada flexible son medidas muy bien valoradas por los empleados, ya que resuelven un gran problema como es el desequilibrio entre la vida laboral y personal.

Ambiente laboral

Medidas para reforzar un buen ambiente laboral. Organizando fuera de la oficina actividades para después del trabajo y team building, fomentamos la sinergia, la comunicación y el compañerismo entre los empleados.

Actividades físicas

Actividades físicas. Facilitando el pago del gimnasio de tus empleados, o contratando actividades físicas grupales, conseguiremos liberar el estrés de nuestra plantilla.


¿Cómo implementar el well-being en la empresa?

Si lo que deseas es conseguir un impacto positivo en tu empresa promoviendo el bienestar de tus trabajadores a través de las medidas como las anteriormente comentadas, es conveniente seguir los siguientes 5 pasos:

enfoque

1. Planificación del enfoque. Antes de pensar en iniciativas, es importante planificar su enfoque. Para ello, es importante considerar:

  • ¿Cuáles son los principales impulsores para implementar una estrategia?
  • ¿Qué quieren y qué necesitan los empleados?
  • ¿Cuál es la oferta actual? ¿Hay vacíos?
Planteamiento a la empresa

2. Planteamiento a la dirección de la empresa. Es vital que los líderes de la empresa entiendan el valor de los planes de bienestar para garantizar su apoyo en recursos y en el presupuesto asignado. Para presentar el plan de forma clara, es recomendable suministrar algunos datos:

  • Registros de enfermedad de la plantilla. Saber cuántos empleados han faltado al trabajo por enfermedades es tan importante como identificar las posibles causas.
  • Datos demográficos y necesidades de los empleados. Es necesario para identificar cualquier necesidad clave para la plantilla.
  • Iniciativas de bienestar ya existentes. Para comprender sus efectos y limitaciones.
estrategia

3. Desarrollo de la estrategia:

  • Define tu visión y objetivos. A través de la investigación previa podremos comprender las claves que hay que abordar en nuestra estrategia de bienestar.
  • Pacta un presupuesto y los recursos necesarios.
  • Fija expectativas y supervisa a los responsables. Es posible que haya personas encargadas de llevar la estrategia adelante.
  • Determina la evaluación de tu plan. Saber cómo medir y cómo mostrar el éxito de tu plan de bienestar te ayudará a saber qué medidas funcionan y cuáles no tanto.
  • Elige las iniciativas apropiadas. En función del objetivo y presupuesto, elige medidas pertinentes para ayudar a tu equipo a mejorar su bienestar. A veces, incluso los cambios y detalles más pequeños pueden tener un gran impacto en la plantilla.
  • Busca socios. Muchas de las acciones pro-bienestar dependen de proveedores externos o de otras organizaciones.
plan

4. Lanzamiento del plan. Una vez que la estrategia se haya desarrollado y aprobado, deberá ser comunicada a los empleados. Algunas formas posibles de hacer esto son:

  • Organizar un evento de difusión con carteles, correos electrónicos, mensajes en redes sociales y jornadas informativas para los empleados.
  • Informar de ejemplos de cambio reales.
  • Crear un boletín periódico especializado en las políticas de bienestar y sus beneficios.
Revisión

5. Revisión y actualización. Asegúrate de revisar regularmente los resultados para verificar que el plan va por buen camino. Si algo no funciona, intenta averiguar por qué y comprueba si se puede hacer algo para mejorarlo.


Best practices: empresas que ya cuentan con planes de bienestar

Ya sea a través de planes de wellness o de well-being, fomentar el bienestar y la salud del empleado debería ser una cuestión prioritaria en toda empresa, ya que son políticas que implican una serie de beneficios que ninguna empresa debería ignorar. Por eso, cada vez son más las empresas que ponen en marcha planes de bienestar.

Veamos algunos ejemplos:

Accenture. Esta compañía se preocupa por la salud física y mental de sus trabajadores. Para ello, esta consultora ofrece al empleado programas de asistencia social que le apoyan en cuestiones como el estrés, la depresión o la ansiedad. Además, facilitan a sus trabajadores vales descuento para el gimnasio y un número de asistencia médica que funciona las 24 horas.

Asana. Esta compañía se toma el bienestar de sus empleados en serio: ofrece sesiones diarias de yoga, tiene catering saludable y se imparten talleres de coaching. Por si esto fuera poco, tienen habitaciones para que los empleados duerman la siesta y, de paso, se desestresen.

mesa de trabajo

Draper. Esta empresa, además de impartir clases de Zumba promueve retos de pérdida de peso. Este tipo de actividades están ideadas a modo de competición, con premio en metálico incluido para el empleado que más haya mejorado su estado físico.

Google. La empresa más famosa del mundo se caracteriza también por preocuparse por el bienestar de sus trabajadores. Servicios médicos, acceso a centros deportivos, bicicletas comunitarias, comida saludable… en esta gran compañía es posible hasta empezar un nuevo pasatiempo como cocinar o tocar la guitarra, y ofrecen recursos como asesoría fiscal a todos los trabajadores que lo necesiten.

Conclusiones

Poner en marcha políticas destinadas a la salud y al bienestar del empleado implica una serie de ventajas de gran interés para la empresa. Ya sea a través del wellness o del well-being corporativo, potenciamos el rendimiento y la productividad gracias la motivación que genera este tipo de medidas.

Hablamos de medidas que suponen un cambio en la cultura de nuestra empresa, ya que muestran una elevada consideración por el empleado y su salud. Este hecho hará que el empleado, a su vez, se sienta más satisfecho y considere la empresa un lugar atractivo para trabajar. Asimismo, se favorecen la sinergia y el buen ambiente mediante actividades, talleres o jornadas que fomentan la vida sana y el sentimiento de grupo.

bienestar del empleado
Descárgate la guía de la Salud, Bienestar y Wellness corporativo
Ir al centro de conocimiento