Cómo diseñar e implementar una política de beneficios para empleados en tu empresa
Ir al blog

Cómo diseñar e implementar una política de beneficios para empleados en tu empresa

Implementar un plan de beneficios para empleados es una práctica de Recursos Humanos que ofrece ventajas tanto para la empresa como para sus profesionales. La aplicación de este complemento retributivo fomenta la motivación y ayuda a la retención de talento puesto que el personal siente que la organización se preocupa por su bienestar y se interesa por satisfacerlo.


En la actualidad, algunos de los retos más importantes a los que han de enfrentarse las empresas son la atracción y la retención de talento, muy relacionados con el fomento de la motivación, el compromiso y la productividad. Y es que, cada vez más, los profesionales buscan compensaciones retributivas que vayan más allá del salario. Después del sueldo, las condiciones laborales favorables para conciliar vida laboral y personal son el segundo elemento a tener en cuenta en una empresa, según los más jóvenes [1].

Sin duda, aplicar una política de beneficios para empleados con medidas dirigidas a mejorar su bienestar supone un incentivo laboral que permite a las organizaciones mejorar la experiencia laboral de sus trabajadores, así como el rendimiento de su salario. Se trata de un instrumento que puede llegar a aumentar el compromiso y la productividad, ya que los profesionales con una vida laboral gratificante incrementan su desempeño y nivel de implicación empresarial. Además, una mayor vinculación y motivación también se traduce en un aumento de la rentabilidad del negocio de hasta un 21% [2].

Diseño de una política de beneficios

Diseño de una política de beneficios

Con la finalidad de diseñar estratégicamente un plan de beneficios a empleados que motive a toda la plantilla y que garantice así una propuesta de valor atractiva y motivadora, se deben tener en cuenta las preferencias del equipo profesional en su conjunto. Por lo que es posible una personalización de la oferta en base a las necesidades del personal.

Por ello, antes de concretar los beneficios que incluirá esta política, es recomendable conocer las preferencias de la plantilla. Realizar encuestas y analizar los resultados obtenidos es un primer paso para esta identificación en la que, es frecuente, que se den diferencias notables entre trabajadores de distintas generaciones, ya que sus necesidades no serán las mismas al encontrarse en momentos vitales diferentes:

  • Por lo general, el talento más joven es el que suele mostrar un mayor interés en aprender y progresar. Poner a su alcance incentivos que fomenten y potencien el desarrollo de su carrera aumentará su motivación. Las ayudas a la formación tienen una exención de IRPF del 100%.
  • Aquellos profesionales que tengan hijos menores de 3 años valorarán positivamente el cheque guardería, exento de IRPF en su totalidad y que lleva consigo un aumento en la base de cotización.
  • Es común que los trabajadores de mayor edad prefieran servicios relacionados directamente con la salud, como son los seguros médicos, que cuentan con exenciones fiscales de hasta 500 euros por cada familiar.

Si el horario de trabajo requiere que la plantilla coma durante la jornada laboral, ya sea en la oficina o teletrabajando, contar con una ayuda para el menú diario será muy valorada, tanto por el apoyo económico como por el ahorro de tiempo en cuanto a la elaboración de las comidas de la semana. El cheque restaurante es un beneficio exento de IRPF hasta 11 euros por día laborable.

En el trabajo, la conciencia medioambiental cada vez es mayor, en el caso de España el 83% de los trabajadores considera que su empresa debería centrarse más en los problemas sociales y medioambientales [3]. Ofrecer la tarjeta transporte es una manera de fomentar el uso del transporte público, además de tratarse de un servicio exento de IRPF hasta 136,6 euros al mes, hasta un máximo de 1500 euros al año. Por otro lado, su uso contribuye a reducir la huella de carbono no solo la del empleado, también la de la empresa.

Aplicación de la política de beneficios a empleados

Aplicación de la política de beneficios a empleados

La empresa puede ofrecer a sus empleados estos bienes y servicios a través de estas modalidades:

  • Beneficio social. Es la empresa la que asume el coste de todos los bienes y servicios que oferta, cotizados y exentos de IRPF en los límites establecidos por la ley. Esta política de retribución es un pago en especie, un complemento al sueldo monetario con el que se pretende mejorar el paquete salarial
  • Retribución flexible. Es el trabajador quien destina hasta un 30% de su salario bruto anual a financiar servicios exentos de IRPF que cubren sus necesidades. A partir de esta política el salario individual tiene un mayor rendimiento y permite a los profesionales gastarlo en relación a sus preferencias. En 2021, este tipo de beneficio permitirá que los trabajadores ahorren entre entre 1.900 y 5.800 euros [4] al año.
  • Modalidad mixta. Esta modalidad retributiva es una combinación del beneficio social y la retribución flexible, por lo que su aplicación supone un gasto compartido entre la empresa y el trabajador. La compañía selecciona los bienes y servicios que ofrece como beneficios sociales, a la vez que permite al empleado complementarlos a través de un plan de retribución flexible.
La guía de los beneficios sociales para RRHH
Ir al blog

También te puede interesar