Retribución flexible, ¿por qué?
Ir al blog

Retribución flexible, ¿por qué?

La retribución flexible o en especie permite a los empleados ganar más con el mismo sueldo, debido a que pueden destinar hasta el 30 % del salario bruto en productos y servicios fiscalmente ventajosos:

Cheque Restaurante Pass. Exento de IRPF hasta 11€ por día laborable.

Transporte Pass. Exento de IRPF hasta 136,36€ al mes, con un límite de 1.500€ anuales.

Guardería Pass. Exento de IRPF en su totalidad.

En concreto, si un trabajador es compensado mediante retribución flexible, puede lograr un ahorro de hasta un mes en el menú diario, tres meses en el pago de la guardería o dos en el uso del transporte público, como ejemplos de los servicios más demandados.

Todos los productos contratados cotizan a la Seguridad Social, con lo cual no se ven mermadas las bases de cotización y no afectan a efectos de paro, de indemnización o de jubilación.

Ventajas de la retribución flexible para la empresa

Aunque a simple vista los beneficios más claros son para los empleados, las ventajas para el empleador son si acaso más relevantes. A través de los planes de retribución flexible, las empresas consiguen:

  • Atraer y retener el talento
  • Incrementar la retribución sin aumentar el coste salarial
  • Mejorar la motivación y el compromiso de sus empleados
  • Lograr índices de absentismo y rotación muy por debajo de sus sectores
  • Incrementar la productividad y los beneficios
  • Mejorar su imagen de marca en sus clientes internos y externos.

Quienes ya la utilizan descubren que con esta fórmula no pagan más salario, pero sí mejoran las condiciones de sus empleados, por lo que se convierte en una pieza clave para la motivación de las personas.

  • Los beneficios de una compensación inteligente redundan en un buen clima laboral y en aumentos de la productividad superiores al 20% frente a empresas que no implementan políticas de compensación total.
  • Siete de cada diez empresas utilizan la retribución flexible para motivar y retener a sus empleados.
  • El 80% de las empresas encuestadas que no ofrecen a sus empleados un plan de Retribución Flexible todavía piensan apostar por esta política salarial en los próximos años.

Barómetro de la Retribución Flexible

Barreras a la retribución flexible

A la hora de tomar la decisión de implantar un Plan de Retribución Flexible, la barrera todavía más relevante es el desconocimiento acerca de los beneficios de este sistema, ante la falta de información.

Para los empleados, la principal preocupación es cómo se traslada la contratación de estos servicios a su nómina. Como es fácil suponer, todos somos reticentes a que nos toquen el sueldo, ya que hasta que lo entienden no tienen confianza en el sistema o no saben cómo funciona.

  • La vía más fácil para vencer tales miedos es que la empresa realice un buen plan de comunicación que acabe con la desconfianza del empleado (sesiones presenciales, cartelería, dípticos, vídeos, etc.) y que tenga disponible un simulador de ahorro sencillo con el que el empleado pueda ver la diferencia entre contratar el mismo servicio con y sin retribución flexible.

Sí al salario emocional

Nuestra reciente investigación –el barómetro de la Retribución Flexible– desvela que el 75 % de los empleados que tienen un plan de Retribución Flexible se sienten muy satisfechos, mientras que la satisfacción con el salario tradicional cae en picado: tan solo a un 35,5 % de los empleados les sirve.

El barómetro también nos dijo que el 60 % de los empleados que no se benefician de un plan de Retribución Flexible lo ven interesante y el 52 % declaran que solicitaría servicios a través de Retribución Flexible si su empresa se los ofreciera. Quienes sí los tienen lo que más valoran es el amplio abanico de servicios con los que pueden cubrir sus necesidades personales y familiares.

El 79% de los empleados aprecian un buen paquete de beneficios sociales, un plan de formación o de retribución flexible que complete su salario fijo, ya que es la clave para para construir un salario emocional óptimo. Clic para tuitear

Y antes de finalizar, la respuesta a la pregunta inicial: es la fórmula para pagar mejor cuando todavía no se puede pagar más, una práctica para atraer y retener el mejor talento y un ingrediente imprescindible del salario emocional.

La retribución flexible en la empresa guía
Ir al blog

También te puede interesar