Ventajas de la retribución flexible
Ir al blog

Ventajas de la retribución flexible

La retribución flexible permite elegir al empleado qué parte de su nómina quiere en dinero y qué parte en productos o servicios (salario en especie), beneficiándose de precios especiales ya negociados por la empresa y de ventajas fiscales. Algunos de estos servicios son el almuerzo, la guardería de los niños, el transporte público o los seguros de salud.


La retribución flexible es uno de los factores que contribuyen a la atracción y retención del talento de los empleados a la vez que aumentan su salario. La retribución flexible permite a los trabajadores tener mayor poder adquisitivo sin que se incremente el coste salarial para la empresa. Además, mejora el compromiso del trabajador, facilitando su vida diaria, y se adapta a las necesidades de la organización y de cada empleado.

Veamos a continuación, con más detalle, cuáles son las principales ventajas de la retribución flexible tanto para la empresa como para los empleados:

Beneficios de la retribución flexible para la empresaBeneficios de la retribución flexible para la empresa

  • Atrae y retiene el talento. Un modelo de retribución flexible contribuye a configurar una plantilla más satisfecha, que siente que la compañía se preocupa por las necesidades personales de los trabajadores. Según una encuesta realizada por Sodexo, el 75 % de los trabajadores dice sentirse satisfecho con las medidas de retribución flexible y un 52 % afirma que las solicitaría si su empresa se lo ofreciese.
  • Aumenta el poder adquisitivo del trabajador sin elevar los costes salariales para la empresa. La retribución flexible permite ofrecer a los empleados una serie de servicios fiscalmente ventajosos que les permite ahorrar. Los trabajadores podrán destinar hasta el 30 % de su salario bruto a productos o servicios que cuentan con importantes ventajas fiscales y que en algunos casos tienen precios especiales pactados por la empresa. Este hecho también mejora la capacidad de negociación de la empresa, ya que transmite interés hacia el empleado y le conciencia del valor de la retribución.
  • Favorece la conciliación laboral. Los servicios y productos de la retribución flexible, además de contar con ventajas fiscales para los empleados, optimizan la conciliación laboral de los trabajadores al facilitarles la vida, lo que redunda en un mejor ambiente en el entorno de trabajo.
  • Refuerza el compromiso de los empleados. Los empleados están más comprometidos con la empresa, ya que sienten que la empresa se preocupa y vela por sus necesidades individuales diarias, facilitándoles la conciliación y el ahorro. Con la retribución flexible pueden ahorrar hasta tres meses en gastos de guardería, dos meses en transporte o un mes en su comida diaria. Este compromiso se traduce a su vez en una mayor implicación y fidelización del trabajador. Los trabajadores motivados y comprometidos con la empresa no solo son más resolutivos, sino que además consiguen mayor productividad.
  • Aumenta la productividad y reduce el absentismo. Este es otro beneficio adicional al económico que a su vez impacta en la eficiencia. Un empleado feliz y motivado, que se siente valorado, será siempre más productivo. Este hecho también incide de forma directa en el descenso del absentismo laboral y en menores índices de rotación en la empresa.
  • Mejora la marca empleadora de la empresa. La implementación de un sistema de retribución flexible refuerza positivamente el employer branding de una organización al adaptarse a las necesidades de cada empleado.

Beneficios de la retribución flexible para el empleadoBeneficios de la retribución flexible para el empleado

  • Libertad de decidir sobre su retribución. En un modelo de retribución flexible, el empleado tiene la capacidad de decidir qué parte de su salario desea cobrar en dinero y qué parte quiere cambiar por productos o servicios que le facilitan su vida diaria y que, además, le aportan ventajas fiscales. De esta forma, es capaz de adaptar el salario a sus intereses y necesidades personales.
  • Ahorro.Una vez que los servicios en especie se ingresan en la nómina del empleado, se descuentan del salario bruto. El empleado obtiene un ahorro importante en servicios de uso cotidiano (comida, transporte público y guardería) reduciendo su base imponible y, por lo tanto, pagando menos impuestos.
  • Mejora de su calidad de vida. La conciliación y el equilibrio son aspectos clave para mejorar la vida y la motivación de los trabajadores de una empresa. Con un plan de retribución flexible, el empleado no solo disfruta de mayor poder adquisitivo, sino que además ve cubiertos servicios de primera necesidad (comida, guardería, transporte…).

En resumen, la retribución flexible posee numerosas ventajas tanto para la empresa como para los empleados y se perfila hoy en día como uno de los factores clave a la hora de atraer y retener el talento en las organizaciones.

 

Cómo atraer y retener el talento en mi empresa

Ir al blog

También te puede interesar