Tu employer branding ¿atrae o ahuyenta al talento?
Ir al blog

Tu employer branding ¿atrae o ahuyenta al talento?

En estos tiempos de tanto cambio no es ninguna temeridad afirmar que cualquier empleado con suficiente experiencia en RR .HH. opine que los paradigmas de reclutamiento se han transformado en los últimos años.


Pero hablamos también de un cambio de contexto, ya que los nuevos talentos han madurado en estos tiempos de hiperconectividad y recesión económica. La combinación de ambas ha generado un nuevo perfil de empleado que se informa más que nunca sobre sus potenciales empleadores y es especialmente exigente a la hora de decidir dónde trabajar.

Todo ello implica que, para los empleadores, la adquisición de talento resulte muy diferente a lo que era antes, y continuará experimentando cambios en los próximos años.

Para atraer a los mejores talentos de hoy las organizaciones deben cuidar muchísimo su marca empleadora o employer branding, es decir, la imagen que refleja qué es y cómo es tu empresa.

Una vez dicho todo esto, la pregunta es evidente: ¿cómo saber si nuestro employer branding es efectivo a la hora de atraer al mejor talento? En caso de que la respuesta no esté clara o no estemos satisfechos con ella, aquí hay algunas preguntas clave que deberíamos hacernos para comprender mejor si nuestra marca empleadora atrae o ahuyenta al talento.

Mensaje que se transmite a los candidatos

¿Cuánto valoramos nuestro employer branding?

En primer lugar, es conveniente medir el esfuerzo que nuestra empresa destina al mensaje que se transmite a los candidatos a través de los diferentes canales de employer branding, a saber: redes sociales, anuncios de trabajo, esfuerzos de reclutamiento, entrevistas e incorporaciones. Si no cuidamos este aspecto, probablemente la empresa no obtendrá los resultados deseados en cuanto a la atracción de los mejores candidatos.

En este sentido, resulta atractivo para el futuro empleado observar un mensaje coherente y sólido en todos los canales anteriormente citados. Aquellos solicitantes que perciban un employer branding sólido se sentirán atraídos para trabajar en la empresa.

Por el contrario, un mensaje poco claro puede confundir al candidato y, en última instancia, poner en juego la confianza hacia nuestra organización.

Promover una marca empleadora auténtica

¿Es nuestro employer branding auténtico?

El siguiente punto tiene que ver con la honradez corporativa. Por eso, aunque nuestra organización no sea el entorno de trabajo ideal, bajo ningún concepto debemos exagerar o alterar drásticamente la realidad, porque el candidato conocerá tarde o temprano la verdadera situación.

Así, el potencial empleado se sentirá atraído por una imagen veraz y honesta. En lugar de mentir sobre nuestra marca empleadora, resaltar nuestras mejores cualidades corporativas es la mejor estrategia a la hora de promover una marca empleadora auténtica.

Importante en la atracción del talento

¿Cómo es de fuerte es la cultura corporativa?

La cultura corporativa es otra cualidad cada vez más importante en la atracción del talento. Sobre ella se han de fijar los valores que deseamos para nuestra organización y que debe compartir el talento que deseamos contratar.

Por ello, tener una cultura corporativa definida y que se pueda transmitir al potencial empleado servirá para atraer al candidato que mejor se identifique con nuestros valores.

Por el contrario, una empresa sin cultura carece de personalidad y hace poco para distinguirse de su competencia. Una cultura blanda o negativa aleja a los candidatos, especialmente a las generaciones más jóvenes.

transparencia y el empoderamiento del empleado

¿Existe feedback de la plantilla actual?

Es muy probable que las estrategias de employer branding fallen en aquellas empresas que no midan la satisfacción, preferencias y opiniones de los empleados actuales. Conocer la opinión del personal acerca de la compañía en la que trabajan es esencial para construir un employer branding auténtico. Además, la transparencia y el empoderamiento del empleado son cualidades cada vez más deseadas por los trabajadores actuales.

Estas prácticas resultan especialmente atractivas para aquellas personas que quieran trabajar en un entorno donde tanto ellos como sus colegas sean apreciados y considerados.

Por su parte, los líderes que ignoren el feedback, además de no apostar por el compromiso y las necesidades de sus empleados, difícilmente podrán crear una marca empleadora convincente y atractiva que atraiga el talento.

transparencia y el empoderamiento del empleado

¿Cómo promocionamos nuestra marca empleadora?

Como hemos comentado, el employer branding debe compartirse a través de numerosos canales: redes sociales, recomendaciones de terceros, reclutadores, publicidad… Todos deben transmitir un mensaje completo y coherente. Además de las palabras, es vital añadir fotos y vídeos de la compañía, así como compartir algo más que anuncios de productos y servicios. Se trata de brindar a los solicitantes de una visión sólida de cómo es trabajar en la empresa.

De esta manera, un employer branding atractivo es aquel que se exprese también con mensajes divertidos e interesantes, acompañados de fotos y vídeos que hagan que la empresa sea fácil de encontrar. Todo ello ayudará a atraer el talento a ella.

En definitiva, apostar por el éxito de nuestra compañía a largo plazo depende en gran medida de apostar por un employer branding sólido. Para garantizarlo, responder a las preguntas previas con sinceridad supone un primer gran paso hacia la atracción del talento.

 

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar