Retribución flexible: la fórmula para subir los salarios sin incrementar los costes
Ir al blog

Retribución flexible: la fórmula para subir los salarios sin incrementar los costes

La retribución flexible es una de las modalidades de retribución más utilizadas por las empresas que se preocupan por motivar y retener al mejor talento. Gracias a ella, el poder adquisitivo de los empleados aumenta sin que la masa salarial se incremente, lo cual la convierte en la fórmula ideal para optimizar las políticas retributivas de la compañía.

El éxito de la retribución flexible como forma de motivar a los empleados es indiscutible. Por eso son cada vez más las empresas que la incorporan a sus propuestas de valor para el talento. Pero las ventajas que aporta a la organización no se quedan en el ámbito del compromiso de los trabajadores, sino que además también proporcionan mejoras operativas en la gestión de Recursos Humanos y, todo ello, sin que suponga un aumento en los costes.

Más sueldo neto para el empleado, la clave de la retribución flexible

Los programas de retribución flexible son muy atractivos para los empleados porque ofrecen servicios que les ayudan a resolver sus necesidades reales del día a día. Pero lo fundamental es que, además, con ellos pueden lograr unos ahorros significativos.

Mediante la retribución flexible, los empleados tienen la posibilidad de destinar hasta un 30 % de su salario bruto a productos o servicios sin carga fiscal o limitada. De esta forma, el gasto en esos servicios es el mismo que si su retribución no fuera flexible, pero incrementando su salario disponible gracias a las ventajas fiscales.

¿Qué servicios se benefician de las exenciones fiscales?

Los servicios de retribución flexible ayudan a los empleados a conciliar y a llevar una vida más feliz y equilibrada. Dependiendo de las necesidades de cada uno, las opciones pueden ser variadas:

Pago de restaurante

Si todos los días come cerca del trabajo, los cheques o tarjetas restaurante están exentos de IRPF hasta 11 euros por día laborable, lo cual supone un ahorro medio para el trabajador de hasta 600 euros al año.

Pago de guardería

Para padres con hijos de hasta tres años, el cheque guardería está exento de IRPF en su totalidad, y de media puede suponer el ahorro anual de tres mensualidades de guardería.

Pago de transporte

Para quienes utilizan el transporte público, la tarjeta Transporte Pass está exenta de IRPF hasta 136,36 euros al mes por empleado, con un límite de 1.500 euros anuales, lo que se traduce para el empleado en un ahorro de dos meses al año.

Un aumento del poder adquisitivo sin impacto en la masa salarial

La retribución flexible es, por ello, una fórmula ideal para maximizar el salario de los trabajadores. Pero lo más interesante es que para la empresa no supone un aumento de la masa salarial, ya que el salario bruto sigue siendo el mismo. De esta manera, con unos costes de contratación mínimos, es posible potenciar enormemente el poder motivador de sus políticas retributivas.

Además, las nuevas plataformas online permiten a los empleados configurar y gestionar ellos mismos su propio plan. Así, la retribución flexible se convierte también en una inversión que simplifica las operaciones del área de Recursos Humanos y en una herramienta que contribuirá a la transformación digital de la compañía.

No esperes más para actualizar tu propuesta de valor al empleado con esta fórmula segura para el éxito.

La retribución flexible en la empresa guía
Ir al blog

También te puede interesar