La pasión laboral: cómo fomentarla en tu organización
Ir al blog

La pasión laboral: cómo fomentarla en tu organización

En esta era de la nueva normalidad, para alcanzar el éxito es fundamental contar con trabajadores comprometidos que sientan pasión, tanto con su puesto como con la organización. Sorprendentemente, no sobran empleados que reúnan ambos requisitos. Descubre cómo fomentar la pasión en el ámbito laboral.


En el ámbito de los RR. HH. ha sido tendencia en los últimos años apostar por la motivación, el compromiso y la satisfacción del empleado. Es evidente: según Deloitte, las empresas estadounidenses han destinado alrededor de mil millones de dólares a fomentar el compromiso laboral de sus empleados.

Como hemos visto en otros artículos, impulsar el compromiso es una apuesta segura, ya que supone una mejora en cuestiones como la productividad, las ventas o la satisfacción del cliente. Pero el mismo estudio añade que, a pesar de estos esfuerzos, el compromiso laboral continúa siendo bajo, con un 34 %1.

Pero, ya entrando en esta segunda década del siglo XXI, para conseguir un cambio de rendimiento real no solo basta con una plantilla comprometida; también es necesario que la fuerza laboral sea adaptable y esté dispuesta a enfrentarse a los potenciales desafíos que marcan la tendencia actual (y a resolverlos).

Cuando el compromiso no es suficiente

El hecho de que el empleado involucrado disfrute de su entorno, estabilidad y previsibilidad laboral puede generar en él una carencia de la necesidad de desafiar los procesos establecidos2.

En esta era marcada por la disrupción y el cambio constante, tener empleados que opten por evitar los desafíos venideros puede implicar todo un riesgo para una organización y su futuro.

Así, se ha identificado en los empleados una cualidad más pertinente para los nuevos tiempos que el compromiso laboral: la pasión; concretamente, la denominada pasión del explorador.

La pasión del explorador está directamente relacionada con la mejora continua del rendimiento. Los empleados con esta cualidad destacan en:

Mayor compromiso a largo plazo

Mayor compromiso a largo plazo. No se trata tanto de una relación con la organización, sino de una relación consigo mismo. Un empleado apasionado buscará aumentar su impacto personal en un dominio determinado como, por ejemplo, la banca, la medicina, la jardinería o el arte visual.

Mayor disposición a la búsqueda y a la aventura

Mayor disposición a la búsqueda y a la aventura. El trabajador apasionado verá los nuevos desafíos como emocionantes oportunidades para aprender.

Mayor disposición de comunicación y conexión

Mayor disposición de comunicación y conexión que hará que el empleado busque activamente crear conexiones con aquellos compañeros que podrían ayudarle a abordar estos nuevos desafíos a partir de la cooperación.

A pesar de ser una cualidad muy conveniente para las empresas contemporáneas, este tipo de pasión, no obstante, no es para nada común entre los empleados. Al parecer, solo un 13 % de los trabajadores reúne las tres cualidades que componen la pasión del explorador3.

¿Cómo fomentar la pasión en tu organización?

Por suerte, la misma investigación añade que más del 50 % de los empleados tiene, al menos, uno de estos atributos de pasión para desarrollar.

Entonces, la misión de la empresa no es otra que promover la pasión del trabajador. Conseguir que un empleado no se conforme nunca con su rendimiento y que esté motivado ante posibles desafíos sin duda será un avance de gran interés para las empresas modernas.

A continuación, comentaremos cuatro iniciativas para fomentar la pasión laboral:

Formula preguntas

1. Formula preguntas poderosas

A menudo, el enfoque de condensar el trabajo en el día a día, jornada a jornada, puede hacer que los empleados pierdan la noción a largo plazo y dejen pasar cambios importantes en el ecosistema empresarial.

Para evitarlo es conveniente desarrollar un sentido de propósito. Esto se puede lograr haciendo una pregunta poderosa al empleado para despertar en él una pasión individual que le lleve a realizar esfuerzos incrementales.

No se trata de poner a prueba al empleado, sino de despertar el pensamiento creativo en él a partir de preguntas del tipo: ¿es esto lo que deberíamos hacer? o ¿qué otra opción puede haber? Estas indicaciones abiertas nos ayudarán a llegar a enfoques novedosos, que permanecerían ignorados si no fuera por las preguntas poderosas.


pensamiento a largo plazo

2. Fomenta el pensamiento a largo plazo

El siguiente paso tiene que ver con priorizar la trayectoria del rendimiento. El simple hecho de establecer un objetivo determinado no implica que un grupo de trabajo se ponga en camino para alcanzarlo. A veces es al contrario, ya que es muy fácil distraerse con los avances incrementales encontrados durante el trayecto.

Entonces, es recomendable establecer objetivos de rendimiento de alto impacto y seguir su trayectoria. Para ello, deben hacerse compensaciones y modificaciones para, de esta manera, acelerar el movimiento hacia resultados compartidos. Fomentar el pensamiento a largo plazo también inspira a los empleados a elevar sus aspiraciones y a centrarse en lo que importa profundizando en el compromiso a largo plazo.


Crea sistemas de experimentación

3. Crea sistemas de experimentación

La siguiente iniciativa está relacionada con el primer atributo. Consiste en ayudar a que tus empleados encuentren el rol o el dominio en el que verdaderamente puedan destacar y en el que más proyección puedan tener.

Esto se puede lograr de diferentes maneras, ya sea con herramientas de feedback, apoyo de la administración o creando espacios físicos y virtuales para los equipos.


Conecta a los empleados

4. Conecta a los empleados

Por último, los empleados apasionados están programados para buscar a otras personas que puedan ayudarlos a alcanzar sus metas. Para apoyar con éxito la pasión es conveniente que los empleados encuentren a otros con experiencia relevante, tanto dentro como fuera de la organización.

Esto puede resultar muy útil a la hora de resolver problemas de manera más eficaz, al tiempo que se generan vínculos para futuras colaboraciones. Por ejemplo, la financiera Motley Fool cuenta con un director de colaboración, cuyo único trabajo es fomentar la colaboración activa. Su red social interna ayuda a que los empleados encuentren a otros con áreas específicas de experiencia; incluso recomienda conexiones con personas con aficiones, habilidades o intereses similares.

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar