Las principales ventajas de contar con beneficios para empleados
Ir al blog

Las principales ventajas de contar con beneficios para empleados

Los beneficios a los empleados es una de las prácticas más populares en el ámbito de RRHH. Sin embargo, las principales ventajas te afectan a ti como empleado. Descubre cuáles son y por qué te benefician tanto.


Seguramente a lo largo de tu experiencia profesional has oído hablar de empresas que ofrecen beneficios junto al salario. Vales de comida, el pago de servicio guardería o seguros de salud. Todos ellos son bienes o servicios que ayudan a las empresas, por una parte, a atraer a trabajadores de talento y, por otra parte, a motivar y fidelizar a su actual plantilla.

Aspectos como estos últimos nos hacen entender por qué los beneficios son una de las tendencias más implementadas en los últimos años en el panorama de RRHH. Sin embargo, como en el fondo los beneficios están diseñados para mejorar tu experiencia como empleado, eres tú quien disfrutará de sus principales ventajas.

solución para tu conciliación

Beneficios sociales, una solución para tu conciliación

Los beneficios son aquellos incentivos que muchas empresas ofrecen a sus empleados junto al salario tradicional. Estos servicios son asumidos íntegramente por la empresa y están destinados para satisfacer tus necesidades básicas, mejorando tu bienestar y tu experiencia como empleado. Además, se tratan de soluciones conciliadoras, es decir, que te ayudarán a encontrar el equilibrio entre la vida profesional y la vida personal.

Por ejemplo, si no eres un “cocinillas” o si estás harto de quedarte despierto hasta tarde preparando tuppers para la comida, un beneficio ideal para ti es la tarjeta restaurante. Se trata de una opción ideal para mantener una dieta sana y variada ya que funciona en una amplia red de establecimientos. Por si fuera poco, la tarjeta restaurante incluye el servicio a domicilio, una ventaja ideal si estás trabajando desde casa.

Por otro lado, si acabas de ser padre o madre y se te ha acabado el permiso laboral, probablemente el cuidado del niño está empezando a ser un problema para ti. Como solución, cada vez son más las organizaciones que ofrecen a modo de beneficio un cheque guardería, para que tu niño pequeño (hasta 3 años) esté siempre a buen recaudo.

Por lo demás, otro beneficio popular es el de los seguros de salud, cada vez más demandado en estos tiempos de incertidumbre sanitaria. También están los programas de formación, ideales para ayudarte a progresar profesionalmente y para que no te estanques en tu puesto de toda la vida. El bono transporte, por su parte, es una buena alternativa si te da pereza coger el coche y te interesa apostar por un medio de transporte ecológico.

Ya sea un beneficio u otro, todos ellos están diseñados para satisfacer tus necesidades personales. Pero, lo que verdaderamente te interesará de los beneficios sociales es que el coste es asumido al 100% por la empresa que te contrata. Entonces, aparte de ver cómo mejora tu bienestar, conseguirás un ahorro significativo, ya que te librarías del pago de estos servicios básicos.

Los beneficios y el ahorro

Los beneficios y el ahorro: La retribución flexible.

Sin embargo, ¿Qué ocurre cuando la empresa en la que te trabajas es pequeña o, sencillamente, no dispone del presupuesto suficiente como para ofrecerte estos beneficios extrasalariales? Bueno, en ese caso existe una alternativa: La retribución flexible.

La retribución flexible o retribución a la carta es una práctica en la que tú como empleado puedes destinar parte de tu sueldo para asumir el coste de beneficios como la tarjeta restaurante o cualquiera de los anteriormente mencionados.

Se trata de un modelo participativo y de consenso entre la empresa y el trabajador, en el que eres tú quien decide qué servicios contratar y qué parte de tu salario destinar a ello (hasta un máximo del 30% del salario bruto).

Al leer esta última sección probablemente en tu cabeza esté rondando la siguiente pregunta: ¿Por qué debería sacrificar parte de nómina para contratar servicios que podría contratar sin la retribución flexible?

Bueno, el verdadero secreto detrás de contratar todos estos servicios a través de la retribución flexible son las ventajas fiscales. Todos estos servicios:

Seguridad social

Cotizan a la seguridad social.

Exentos de IRPF

Están exentos de IRPF.

¿Qué significa todo ello? Básicamente que contratar estos servicios siguiendo un plan de retribución flexible te resulta más económico que contratarlos de forma ordinaria. Veámoslo con un ejemplo:

Si tu salario bruto es de 30.000€, tienes un niño menor de tres años y no tienes tiempo de prepararte el tuper para el día siguiente, entonces te interesa contratar un servicio de guardería (300€ durante 12 meses) y una tarjeta restaurante (11€ al día durante 20 días mensuales).

Bien, si pagaras todos estos servicios a través de la retribución flexible, te ahorrarías todo el IRPF que sí tendrías que pagar al contratarlos de forma ordinaria. En este ejemplo concreto, el ahorro que consigues es de 1851€ al año ¿Te imaginas lo que podrías hacer con ese dinero de más?

En otras palabras, si tu empresa no dispone del capital necesario para ofrecerte beneficios, la retribución flexible es una solución más que atractiva, ya que te permite optimizar tu salario neto al máximo para conseguir un ahorro significativo de impuestos.

En definitiva, ya sea siguiendo un plan de beneficios sociales o un plan de retribución flexible, un plan de beneficios es algo que como empleado te debería de interesar debido a que cada uno de los servicios incluidos están destinados a mejorar tu experiencia como trabajador. Pero, tan importante como la conciliación es el ahorro que consigues a través de estos beneficios.

Descarga la guía practica de cómo sacar el máximo partido a tu nómina
Ir al blog

También te puede interesar