Inteligencia Artificial y capital humano:  cómo pasar del reto a la oportunidad

Inteligencia Artificial y capital humano: cómo pasar del reto a la oportunidad

8 Julio 2024

Que las nuevas tecnologías y, en específico, la inteligencia artificial (IA) están transformando el mundo laboral es algo que ya resulta obvio para todos. Pero antes de decidir si su aportación resulta positiva o no, debemos profundizar en el tema, sobrepasando el asombro (o incluso cierta aprensión) inicial para valorar realmente cuál es su impacto.

Porque, ¿qué pasaría, por ejemplo, si los profesionales llegan a la conclusión de que, más que una útil herramienta, la IA constituye una amenaza? En este post, nos centraremos en descubrir qué perspectiva tiene el talento sobre la IA, si percibe en ella un peligro o si considera que es un instrumento válido. Además, vamos a explorar soluciones para explotar los aspectos positivos, así como para aliviar sus preocupaciones. Vamos a por ello.

¿Cómo percibe el talento el papel de la IA en el mundo laboral?

No andaremos con rodeos. En la actualidad, lo cierto es que con cierto recelo. De hecho, según el II Estudio Pluxee de Retos y Tendencias en RRHH 2024, 8 de cada 10 empleados considera que las nuevas tecnologías sustituirán en el futuro los puestos de trabajo actuales. Incluso los más jóvenes, que se supone no deberían sentirse tan intimidados por esta tecnología, están preocupados. De hecho, según el informe 2024 Gen Z and Millennial Survey realizado por Deloitte, 6 de cada 10 Gen Zs y Millennials (59%) creen que la IA eliminará puestos de trabajo, y solo el 41% y el 34% de ellos, respectivamente, considera que la IA mejorará su forma de trabajar en el próximo año. Además, revela que el sentimiento principal que les genera esta tecnología es, sobre todo, de incertidumbre. 

Y, sin embargo, a pesar de que hay un claro desconocimiento y desconcierto entre el talento, solo un 15,6% de las empresas señala tener previsto formar a su plantilla en inteligencia artificial.

¿Están las empresas dándole la importancia que merece a la incorporación de la IA en relación con el talento? Si has respondido que no y te gustaría revertir esta situación en tu compañía, abordando esta preocupación entre tus empleados, a continuación, repasaremos las distintas ventajas que tiene la IA en sus carreras profesionales.

Ventajas de la Inteligencia Artificial para empresa y empleados: 

  • Automatización de tareas: Con la IA, tus empleados podrán automatizar tareas monótonas y repetitivas, para así concentrarse en otras de mayor valor estratégico y creativo. De hecho, ya existen herramientas impulsadas por la IA que podrían ayudar a casi cualquier empleado, como los asistentes virtuales que facilitan información, las simulaciones interactivas enfocadas a la formación, o bien, los sistemas de priorización de tareas, que analizan la importancia y la urgencia de cada una para proponer una secuencia óptima de ejecución. 
  • Mejora en la toma de decisiones: Dado que estas herramientas pueden analizar volúmenes gigantescos de información, las decisiones podrán estar basadas en mayor cantidad de datos. Esta es una gran ventaja para el equipo más senior que asume decisiones estratégicas de forma habitual.
  • Personalización del aprendizaje: Gracias a la IA, el talento puede identificar sus necesidades de capacitación, y a partir de ahí, optar por un plan formativo acorde a sus carencias y aspiraciones.
  • Mejor experiencia del empleado: Los asistentes virtuales y chatbots impulsados por IA pueden ofrecer soporte personalizado y también responder a preguntas comunes, proporcionando así ayuda inmediata y útil.
  • Mayor conciliación de la vida personal y laboral: La IA puede facilitar el trabajo remoto y flexible mediante herramientas de colaboración y gestión de tareas, permitiendo a los empleados equilibrar mejor sus responsabilidades laborales y personales.

    ¿Y qué hay de las desventajas? Como en cualquier situación, no todo el contexto es siempre ventajoso. En el caso de la IA no es diferente y al igual que ha sucedido en momentos anteriores (cuando la digitalización desplazó el uso del papel a un segundo plano o cuando surgieron los canales online de contacto y el uso del teléfono bajó en importancia, etc.) todo es cuestión de perspectiva y, especialmente, de saber adaptarse. Por ello, te hablaremos de las desventajas desde el punto de vista de cómo reinventarse.

Desventajas de la IA para empresa y empleados (y cómo darles la vuelta): 

  • Desplazamiento de ciertos empleos: La automatización de tareas mediante IA puede llevar a la eliminación de ciertos roles que desempeñan funciones más mecánicas.

    ¿Cómo darle la vuelta a esta situación? Adquiriendo nuevas habilidades, y más concretamente, habilidades relacionadas con el uso de la IA. Este es el mejor de los consejos que podemos dar al talento en este momento. La formación nunca ha sido tan importante. Y sí, el talento lo sabe, por eso el 88% de los profesionales lo considera un aspecto muy importante a la hora de permanecer o incorporarse a una empresa

  • Dependencia tecnológica: Efectivamente, un uso intensivo de la IA puede llegar a ocasionar una excesiva dependencia y, por tanto, disminuir la capacidad de resolución y limitar el desarrollo de habilidades innovadoras. 

    ¿Cómo darle la vuelta a esta situación? Mediante la capacitación, no solo en habilidades tecnológicas, sino en no tecnológicas, que requieran la toma de decisiones creativas, pensamiento crítico; es decir, actividades donde la intervención humana sea esencial para su realización.

  • Escasa interacción humana: El uso de chatbots y asistentes virtuales de forma continuada para ciertas tareas en lugar de fomentar la comunicación entre personas podría afectar a la calidad y la frecuencia de la comunicación entre compañeros de trabajo, llegando a largo plazo a perderse el sentido de comunidad y los valores culturales que guían a la empresa.

    ¿Cómo darle la vuelta a esta situación? Quizá la solución más efectiva sea fomentar el trabajo en equipo a través de proyectos colaborativos, donde exista necesariamente un intercambio de ideas. Además, pueden crearse espacios propicios para la socialización, tanto físicos como virtuales, donde los empleados, independientemente del modelo de trabajo que tengan, puedan interactuar más informalmente. Y, por último, otra buena alternativa puede ser la planificación de eventos y actividades regulares que requieran de interacción, como comidas en equipo, talleres, entre otros. 

  • Sesgos y discriminación: Los algoritmos de IA se nutren de la propia información que los humanos han puesto en ellos al desarrollarlos. Es decir, han heredado lo mejor de nosotros, pero también lo peor. Por ello, pueden perpetuar ciertos sesgos y discriminaciones que deriven en decisiones injustas en procesos como la contratación y la evaluación del desempeño. 

    ¿Cómo darle la vuelta a esta situación? Lo primero es establecer políticas claras sobre el uso de la IA y asegurarse de que las decisiones automatizadas que se tomen en cuenta tengan un criterio establecido y transparente. Eso nos lleva a la siguiente solución: siempre debe existir un filtro humano que supervise los resultados bajo criterios éticos y justos. 

    Como ves, cada una de estas desventajas podría solucionarse o controlarse si diseñamos y supervisamos esta nueva tecnología con atención, sobre todo, durante esta fase inicial. 

Retos y oportunidades que nos depara la IA en la gestión del talento

  • Nadie dijo que el camino hacia una integración armoniosa entre la inteligencia artificial (IA) y el talento humano sería fácil. Como empresa, es importante abordar la incorporación de esta tecnología con una gestión cuidadosa y ética por nuestra parte. Es esencial que las organizaciones adopten una estrategia que priorice tanto la innovación tecnológica como el bienestar de sus empleados. 

    En Pluxee, confiamos en que la formación continua y el aprendizaje de nuevas habilidades serán determinantes para la correcta convivencia con el capital humano. 

    Además, la transparencia y la ética en el uso de datos ayudarán a construir la confianza que necesitan nuestros empleados para desarrollarse en un entorno seguro.  

    Al mismo tiempo, las empresas debemos garantizar que la IA se implemente de forma tal que no haya discriminaciones ni sesgos algorítmicos, y que potencie la creatividad y la capacidad de decisión humanas. 

    Estamos seguros de que solo a través de un enfoque colaborativo, centrado en el ser humano, podremos crear un entorno laboral donde la IA y el talento humano se complementen y creen un mundo de oportunidades para todos. 

estudio-retos-tendencias-2024

Estudio Retos y Tendencias en RRHH 2024

Descarga ya nuestro informe y descubre cuáles son las necesidades actuales del talento y dónde están poniendo el foco las empresas.