¿La Retribución Flexible tiene algún beneficio económico para mi empresa?

Tu empresa no gana nada excepto invertir en que sus empleados ahorren y se sientan comprometidos y motivados con la compañía.
Implantar un sistema de retribución flexible en tu empresa implica las siguientes ventajas:

 

  • No impacta en los costes salariales de los empleados manteniendo así, los costes en cotización a la Seguridad Social por igual.
  • Permite que tus empleados ahorren en servicios cotidianos facilitando así, su día a día en el trabajo. Bien sea con el pago de su menú diario, los trayectos en transporte público para acudir a su puesto de trabajo o la guardería de sus hijos.
  • Aumenta el compromiso y motivación de los trabajadores al demostrar que la empresa facilita la vida de sus empleados en necesidades básicas.
  • Permite aumentar hasta un 11% su salario neto gracias las ventajas fiscales de los productos en “especie” además de mantener sus rangos de cotización.

 

Ver todas las preguntas frecuentes