La guía del Employer Branding
Ir al centro de conocimiento

La guía del Employer Branding

INTRODUCCIÓN


Actualmente, vivimos en un contexto donde hay tanta competencia por el talento como por el negocio. Está claro que tener empleados con talento en la empresa será la mejor opción de potenciar la productividad, pero también el talento mejorará la cultura corporativa: Una empresa compuesta por empleados talentosos será vista como una empresa que apueste por la calidad.

Sin embargo, atraer y retener el talento es cada vez más complicado. Lejos quedan los tiempos en los que el talento se dejaba guiar por la cantidad de sus nóminas. En su lugar, actualmente, hay otros factores -como las condiciones laborales, el proyecto empresarial o la posibilidad de crecer- que se valoran tanto como el salario.

Por otro lado, gracias a la digitalización, ahora para cualquier empleado es más sencillo que nunca obtener información sobre una empresa y sobre cómo se trabaja en ella. Bastaría con buscar en internet la web o las redes sociales de la compañía en cuestión. Este hecho confirma que el empleado contemporáneo es cada vez más crítico con su trabajo, dejándose guiar cada vez más por la por la imagen que ofrece una empresa.

Entonces, tanto para atraer talento como para estimular el compromiso de los empleados existentes, las empresas tienen la obligación de esforzarse por mostrar una imagen de empresa atractiva, que vela por el buen ambiente laboral, que forma a sus empleados o que le da beneficios a modo de recompensas.


Employer branding


Así surge el concepto de employer branding , que nace como respuesta a la problemática anteriormente comentada. Se trata de un conjunto de estrategias destinadas a mejorar la imagen que da la empresa, tanto cara a la plantilla actual como cara a los potenciales empleados con el objetivo de mejorar en la capacidad de la empresa de retención y atracción de talento.

Existen dos tipos de employer branding:

Employer branding externo

Es el conjunto de estrategias de employer branding destinadas a mejorar la imagen cara al exterior, es decir, de cara a los potenciales empleados, para que estos vean a nuestra empresa como una empresa atractiva en la que trabajar.

Las medidas de employer branding externas tienen como objetivo potenciar la capacidad de atracción del talento de la empresa. Para ello, esta estrategia debe comunicar la cultura corporativa, compromisos y ventajas de trabajar en la empresa a través de herramientas como las redes sociales, las ferias de empleo o los sitios web corporativos.

Employer branding interno

El employer branding interno son las iniciativas destinadas a favorecer la capacidad de retención de talento en la empresa, es decir, se centra en mejorar la satisfacción y el compromiso de los trabajadores actuales de la plantilla.

Este tipo de medidas se esfuerzan en crear un ambiente de trabajo agradable, creando oportunidades de desarrollo y crecimiento para los empleados dentro de la organización. Las recompensas por objetivos, las actividades organizadas por la empresa o los beneficios a los empleados son algunas acciones concretas para favorecer la retención de talento.


Employer branding digital


La digitalización ha facilitado y, a la vez, ha hecho que cada vez sea más complicado atraer y retener el talento, ya que ahora los empleados son capaces de encontrar en la web todo tipo de información sobre los empleadores, desde un artículo de Wikipedia hasta los comentarios de otros empleados en las RRSS.

Entonces, aquella empresa que quiera tener una buena marca empleadora deberá también cuidar su imagen digital al máximo, de ahí surge el concepto de digital employer branding.

El digital employer branding busca potenciar tanto la retención como la atracción de talento a través de todos los recursos digitales:

Web corporativa. Actualmente, toda organización que se precie ha de tener una página web que refleje su nivel. Para que un sitio web corporativo muestre una imagen positiva de la empresa, el digital employer branding sugiere que esta debe ser atractiva estéticamente y contar con una información regularmente actualizada.

Redes sociales. Gozan de gran popularidad gracias a que favorecen la interacción y el feedback entre los usuarios. Hay dos principales tipos de redes sociales que pueden ser aprovechadas por RRHH:

Redes sociales de carácter social. Instagram, Facebook, Twitter… Fomentando el uso de este tipo de redes en nuestra empresa, obtendremos un escaparate en el que se muestre el buen ambiente en nuestra empresa. Así, las actividades desarrolladas por la plantilla pueden ser registradas por fotos o vídeos que los propios empleados pueden compartir en estas RRSS y mostrar el buen clima laboral existente en la empresa.

Redes sociales de carácter profesional. Otras redes como LinkedIn o InfoJobs pueden servir a RRHH a modo de base de datos masiva de candidatos. Este sistema de consulta y búsqueda de perfiles profesionaleses empleado por 6 de cada 10 empresas, ya que agiliza y optimiza el proceso de selección de talento.

Tecnología móvil. Se trata de la opción de búsqueda de empleo preferido por el 89% de los candidatos, de entre los cuales un 45% lo hace de forma diaria. Por eso, es necesario:

  • Contar con una versión móvil atractiva de la página web de la empresa.
  • Disponer de formularios que puedan ser rellenados con el smartphone.
  • Simplificar los procesos para que todas las operaciones se puedan completar de forma sencilla a través de pocos clics.

Content Marketing. Es una práctica que consiste en la creación de contenido digital relevante y de calidad destinado exclusivamente a un perfil de empleado previamente fijado.

Una vez determinado el público objetivo, estos contenidos pueden ser compartidos a través de las herramientas digitales anteriormente comentadas. El content marketing puede abarcar todos los formatos digitales: desde artículos en redes sociales, hasta libros electrónicos, vídeos, streamings… etc.

Con esta técnica ganaremos visibilidad y captaremos la atención de aquellos talentos que busquen trabajo gracias a que el contenido publicado les ha resultado de gran interés.


¿Cómo llevar a cabo una estrategia de employer branding?


Entonces, el employer branding es un conjunto de estrategias que tienen en común el potenciar la imagen de la empresa para así garantizar la atracción y retención de talento.

Si bien el término existe desde los años noventa, con la llegada de la digitalización se ha abierto una nueva vía cargada de nuevas posibilidades a través de las herramientas digitales y las nuevas formas de comunicación.

Sin embargo, para sacar el máximo partido de la marca empleadora de tu organización a través de técnicas de employer branding, es conveniente seguir los siguientes consejos:

Establece unos valores

Las estrategias de employer branding tienen especial incidencia en los siguientes tres ámbitos: Cultura, misión y valores.

Entonces, configurar una cultura de éxito exige, primero, tener bien claro qué valores queremos transmitir para que nuestros empleados se identifiquen y se impliquen con ellos a través de acciones concretas por parte de RRHH.

Por ejemplo, si queremos promover la satisfacción de nuestros empleados a través de valores como el bienestar, debemos considerar realizar acciones que fomenten el wellness. Si quisiéramos, por otro lado, promover la conciliación como eje de satisfacción, deberíamos entonces plantear medidas que fomenten la flexibilidad laboral o el tele-trabajo.

Sé transparente

Tener una buena marca empleadora significa mostrar y promover la mejor imagen posible de la empresa. Tanto puertas adentro como puertas afuera.

Sin embargo, lo que no podemos hacer es difundir una imagen de la empresa que se exceda de la realidad. Hoy en día, cualquier imprecisión o falsa verdad es rápidamente desmontable por los propios empleados o ex-empleados gracias a las redes sociales.

Por si fuera poco, ser transparente y honesto no es solo una cuestión moral: actualmente los empleados dan más valor a la honestidad de sus superiores que a su trayectoria profesional.

Implica a la plantilla, busca embajadores de marca

¿Quién mejor que nuestros propios empleados para transmitir las ventajas de trabajar en nuestra empresa?

Los miembros de tu personal conocen de primera mano cómo se trabaja en tu empresa. En esta línea, es muy común el concepto de embajadores de marca, hablamos de empleados comprometidos y satisfechos con tu organización que puedan transmitir, interna y externamente, las ventajas de trabajar en la empresa.

Para encontrar un embajador de marca, se recomienda buscar entre los empleados base. De ellos, conviene encontrar aquel empleado que tenga un alto compromiso, lealtad y que comparta los valores que queremos promover como empresa. Una vez hemos dado con el embajador, podremos, ahora sí, invitarlo a participar en vídeo-reportajes para la web corporativa, o a escribir comentarios en la página o en las RRSS de la compañía.

Su feedback no solo es valioso, también fomenta un ambiente de comunicación abierta, todo un valor añadido altamente considerado entre los empleados actuales.

Fomenta las redes sociales

Si queremos un employer branding transparente, real y con toda la plantilla implicada, la solución es apostar por el uso de las redes sociales.

Instagram, LinkedIn, Twitter… todas ellas han cambiado nuestra forma de relacionarnos. Se trata de herramientas de fácil uso y accesibilidad, y propician un ambiente de comunicación participativa y auténtica.

Entonces, son ideales ya que sirven a modo de altavoz para promover las actividades o acciones que realicemos en la empresa, por ejemplo, talleres de mindfulness o carreras solidarias. Las RRSS son capaces de mostrar un ambiente desenfadado y cercano, ya que están abiertas a las aportaciones y comentarios de otros empleados.

Procura que el contenido esté actualizado

Actualmente el contenido digital de la empresa, tanto su sitio web como sus redes sociales, representa un gran porcentaje de la imagen de la empresa entre los empleados.

La imagen digital no solo ha de tener una estética atractiva, también ha de procurar ofrecer un contenido continuamente actualizado y revisado.

No actualizar información o no realizar publicaciones periódicas suele ser considerado sinónimo de abandono en el mundo digital, y puede hacer que tu empresa sufra una pérdida gradual de interés y relevancia.

RRHH como efecto palanca

El employer branding es una estrategia de gran calado en el mundo de RRHH. El papel del departamento es fundamental, ya que debe definir la cultura corporativa así como establecer los valores que después promoverá a través de sus iniciativas de employer branding.

Pero, del mismo modo que una estrategia de employer branding exitoso requiere la implicación de toda la plantilla, también necesita la participación de todos los departamentos, no solo de Recursos Humanos.

RRHH ha de actuar a modo de palanca para la difusión en toda la organización de la cultura y del uso de las herramientas digitales anteriormente comentadas. Si consigues involucrar a tus empleados, tendrás muchas más posibilidades de atraer y retener el talento.


Ventajas del employer branding


Cada vez son más las empresas que apuestan por cuidar su imagen corporativa. Las medidas de employer branding gozan de gran éxito debido a las ventajas de impacto para nuestra empresa:

Mejora la atracción y retención del talento

El concepto de employer branding claramente ha surgido como una tendencia que busca la atracción y retención del talento.

En estos tiempos donde hay más competencia que nunca por el talento es clave saber conectar con la plantilla o con un potencial empleadoy hacer que este se interese por trabajar en tu organización. Incluso aquellos empleados que estén trabajando en otra empresa, estarían dispuestos a escuchar la oferta de tu compañía si esta contara con una estrategia de employer branding adecuada.

El objetivo es, cara el potencial empleado, conseguir que tu empresa se convierta en el lugar ideal para trabajar y, de cara a los miembros actuales de la plantilla, hacer que tu compañía sea aquella donde hacer carrera profesional.

Potencia la motivación, productividad y el ahorro

Pero la cosa no acaba ahí. Una empresa que atraiga y retenga talento se beneficiará por una serie de ventajas tangibles.

La primera es una cuestión de productividad, contar con una plantilla con talento significa tener a los mejores colaboradores para poder trabajar con mayor productividad y eficiencia.

El Employer Branding, por otro lado, te ayuda a fidelizar y a motivar a tu plantilla y, por eso, fenómenos como el ausentismo laboral y la rotación de personal se reducirán. Esto se traduce en ahorro para la empresa, tanto de dinero como de tiempo.

Fomenta el buen ambiente y la cultura participativa

Como hemos visto, la digitalización ha revolucionado el concepto de employer branding derivándolo hacia una nueva perspectiva donde la participación e implicación de cada miembro de la plantilla es vital.

Acciones como empoderar al empleado u ofrecerle un espacio donde haya comunicación abierta, son cuestiones que fomentan la transparencia, cercanía y el ambiente comunicativo. Cuestiones cada vez con mayor consideración por parte del empleado.

Si a estos le unimos la promoción del uso de las RRSS, haremos que los empleados afiancen las relaciones sociales con sus colegas al mismo tiempo que mostramos al mundo que en nuestra empresa el ambiente de trabajo es óptimo.


Employer branding de éxito


Entre las empresas de mayor éxito, es tendencia la presencia de una estrategia sólida de employer branding. Veamos algunas propuestas de grandes firmas que cuidan y promueven su marca empleadora.

Inditex, es una de las grandes empresas que apuestan por el employer branding. En su sitio web cuentan con “Nuestros Empleados” una sección donde comunican la propuesta de valor como empleador a través de los propios trabajadores. A esto, se suma una atractiva sección de careers con un vídeo explicativo sobre cómo es trabajar para Inditex.

Accenture, por su parte, tiene una página de captación de talento dentro de su propio sitio web. En este espacio, además de ofrecer las descripciones de las vacantes, proporciona fotos y gráficos que ilustran el ambiente en la oficina junto a contenido personalizado según el candidato.

L’Oreal, destaca por su presencia en la red social LinkedIn. Allí cuenta con más de 1 millón de seguidores y presenta ofertas laborales junto a diversos contenidos como la sección de cómo es trabajar en L’Oréal” o los testimonios de sus empleados.

Lidl, también es otra gran empresa que apuesta por el uso exitoso de las RRSS. Un claro ejemplo lo encontramos en Lidl España, que cuenta con un canal de Youtube que supera los 130 mil suscriptores, y donde podemos encontrar toda clase de vídeos. De entre ellos destacamos dos playlists: “Empleo Lidl” y “Tu futuro está en Lidl” donde se recogen vídeos que van desde la gestión de empleo hasta los testimonios de los trabajadores, pasando por vídeos de corte emocional donde se exalta la cultura corporativa de Lidl.


El futuro del employer branding


Por otro lado, no hay que olvidar que el employer branding es una estrategia en constante evolución. Por eso, a las tecnologías digitales actuales se están empezando a sumar nuevas tecnologías en RRHH pensadas en potenciar la marca empleadora:

Tecnología IA:

La Inteligencia Artificial es uno de los campos en los que más se han avanzado en los últimos años. Con una IA se procesa la información a un nuevo nivel, ya que esta tecnología además de analizar se interpreta la información.

Esta nueva forma de procesamiento es especialmente interesante en el ámbito de la experiencia del empleado. La Inteligencia Artificial podrá estudiar a cada empleado y sugerirle ofertas o actividades que se adapten a sus necesidades, al igual que hace Netflix con las recomendaciones personalizadas. Este tipo de aplicación suponen todo un incentivo para trabajar en una empresa.

Además, la tecnología IA permitirá el desarrollo de herramientas derivadas como los chatbots, que servirán para mantener informados a los potenciales empleados durante los procesos de selección, mejorando su experiencia de reclutamiento.

Realidad Virtual

La tecnología VR también está comenzando a introducirse en los procesos de selección. En RRHH está empezando a utilizarse la tecnología de Realidad Virtual durante las entrevistas de trabajo a modo de simulador o para impartir formación.

Esta herramienta, además de permitirnos observar al empleado, aumenta el atractivo de la empresa al poseer un método de reclutamiento más interesante que una simple entrevista de trabajo.


En conclusión


En resumen, la imagen corporativa es y ha sido una de las claves del éxito empresarial. Una empresa con buena reputación siempre será un lugar más proclive para atraer talento y para hacer que este se decante por hacer allí carrera profesional.

Esta intención por cuidar la reputación de la empresaha derivado en el concepto de employer branding, una estrategia de RRHH encargada de potenciar la imagen corporativa con el principal fin de atraer y retener el talento.

En los últimos años, la digitalización ha revolucionado el concepto de employer branding con la llegada de herramientas novedosas como las redes sociales. Las innovaciones tecnológicas se han convertido en un gran aliado para potenciar la imagen de la empresa, ya que potencian la participación de la plantilla en un ambiente transparente de comunicación.

El efecto, entonces, es doble: Promovemos el buen ambiente en la empresa, consiguiendo la satisfacción y motivación de nuestros empleados al mismo tiempo que mostramos al mundo lo ideal que es nuestra compañía como espacio de trabajo

New call-to-action
Ir al centro de conocimiento