Ventajas e inconvenientes del teletrabajo
Ir al blog

Ventajas e inconvenientes del teletrabajo

La evolución tecnológica que han experimentado la sociedad y el mundo empresarial y laboral ha posibilitado una nueva forma de trabajar que hace unos años habría parecido impensable: el trabajo a distancia o teletrabajo. Así, los empleados pueden realizar las tareas que antes hacían en su oficina desde su propia casa.


Como decíamos, el teletrabajo no es otra cosa que trabajar a distancia. El término fue acuñado en los años 70 por el físico Jack Nilles, quien en ese momento se encontraba trabajando a distancia en unos sistemas de comunicación para la NASA1 . Sin embargo, esta forma de trabajo no comenzó a extenderse hasta los años 90, cuando se creó un programa cuyo fin era popularizar el uso de centros externos para la comunicación entre agencias gubernamentales estadounidenses.

Así, en el año 1996 el Gobierno de EE. UU. desarrolló una iniciativa nacional de teletrabajo que pretendía popularizar este método de trabajo, especialmente entre su propio personal. La aparición y los desarrollos de empresas como Microsoft ayudaron enormemente en este cometido. Tras comprobar la efectividad del teletrabajo, el método fue extendiéndose a lo largo del nuevo milenio, siempre secundado por los avances tecnológicos.

Pero ¿qué ventajas e inconvenientes tiene el trabajo a distancia? Veámoslo:

Aumenta la satisfacción y la productividad

Aumenta la satisfacción y la productividad. Los empleados que trabajan desde casa están más satisfechos y resultan más productivos para la empresa2. Esto puede deberse a un entorno más familiar —al fin y al cabo, trabajas desde donde vives— o a la conciliación del empleo con la familia que facilita esta forma de trabajo. Al final, si el empleado está satisfecho, sus niveles de productividad siempre se verán aumentados.

Favorece la retención del talento

Favorece la retención del talento. Asimismo, si los empleados están satisfechos, es más fácil para la empresa retenerlos, ya que no buscarán otras compañías para mejorar sus condiciones laborales. Esto supone un ahorro para la empresa en tiempo y dinero, pues se reducirán los gastos de reclutamiento.

Mejora el medioambiente

Mejora el medioambiente. El teletrabajo, aunque parezca una obviedad, ahorra en desplazamientos, lo cual repercute en el medioambiente, pues circulan menos vehículos y se emiten menos gases nocivos para el planeta.

Dota de autonomía y flexibilidad al empleado

Dota de autonomía y flexibilidad al empleado. El teletrabajo proporciona una gran autonomía3 a los empleados. Un teletrabajador, siempre que su empresa lo permita, puede establecer su propio horario y dedicar más tiempo al ocio, ya que no pierde tiempo en desplazamientos al lugar de trabajo.

Sin embargo, el teletrabajo también tiene sus inconvenientes.

Dificulta la desconexión

Dificulta la desconexión. El empleado puede tener más problemas para desconectar si trabaja desde casa. Aunque haya trabajado toda la jornada y ya esté descansando, si se le ocurre una idea o recuerda algo que ha olvidado hacer, volverá al trabajo.

aumentar la desvinculación del empleado con la empresa

Puede aumentar la desvinculación del empleado con la empresa; al trabajar desde casa, un empleado puede sentirse alejado de aquella. Si bien es verdad que puede resultarle satisfactorio el teletrabajo, el hecho de no pisar la oficina ni trabajar con jefes ni compañeros puede conducir al trabajador a desvincularse de la compañía.

La seguridad

La seguridad4 puede ser un inconveniente, ya que, al trabajar desde casa, el trabajador necesitará unas claves para acceder a los programas de la empresa que, al no estar en la oficina, pueden extraviarse y ocasionar un problema de seguridad.

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar