La transformación de los beneficios a empleados tras el COVID-19
Ir al blog

La transformación de los beneficios a empleados tras el COVID-19

El COVID-19 ha provocado un cambio sin precedentes en el modelo de trabajo. Ahora, en RRHH existe la necesidad de sacar el máximo partido de un equipo de trabajo remoto. Para ello, uno de los elementos que mejor se están adaptando son los beneficios a los empleados.


La pandemia por coronavirus ya tiene un año de existencia, y ha transformado el mundo tal y como lo conocíamos. El COVID-19 ha llegado para convertirse en la gran amenaza de estos años, un enemigo invisible e inesperado que nos ha obligado a alterar de manera drástica nuestro estilo de vida

Solo basta con mirar las medidas sanitarias, que ahora tienen más peso que nunca en nuestras vidas. A nuestros compromisos personales y profesionales, ahora se les ha unido la responsabilidad social de tener que adoptar nuevos hábitos, como el distanciamiento social, para evitar o, al menos, ralentizar la propagación del virus.

No solo se trata de las mascarillas, se trata de un cambio integral de nuestra forma de relacionarnos, tanto a nivel social como a nivel profesional. Y es que la pandemia ha transformado radicalmente nuestra forma de trabajar.

El ejemplo más claro es el teletrabajo, que ha pasado de ser una remota posibilidad a ser la única alternativa para un gran número de empresas. El trabajador, antes acostumbrado a seguir una rutina que lo sacaba de casa ocho horas por día, actualmente tiene que mostrar el mismo rendimiento sin salir de su domicilio.

Este nuevo contexto implica nuevos desafíos para RRHH, que ahora tiene la misión adicional de extraer el máximo de un equipo de trabajo remoto. En esta línea, los beneficios son una de las implementaciones que más y mejor se están transformado para satisfacer estas nuevas necesidades. Veamos por qué.

Seguros de salud

Los seguros médicos, el beneficio de moda

El impacto del COVID-19 en la política de beneficios se ha dejado notar, en primer lugar, en las preferencias de los trabajadores. En un contexto donde la pandemia ha provocado consecuencias nefastas a nivel sanitario, los trabajadores lógicamente ponen sus ojos en beneficios como los seguros de salud.

Este beneficio está pasando a considerarse más importante en aquellos trabajadores con necesidad de PCR privados o en aquellos que desean ser atendidos por un médico con inmediatez.

Los seguros médicos son un beneficio que, además, pueden extenderse a otros miembros de la unidad familiar, por lo que se trata de una alternativa de interés, especialmente en aquel perfil de empleado con familia en casa.

Tanto es así que incluso los trabajadores valoran cada vez más la idea de contratar un seguro de salud como beneficio de manera indirecta a través de la retribución flexible. De esta manera, los empleados no solo ganan en tranquilidad, también lo hacen en ahorro.

conciliación

La conciliación, un asunto prioritario

Mantener un equilibrio entre la vida personal y la vida profesional ha sido una de las problemáticas más comunes del mundo laboral moderno. Vivimos en tiempos de hiperconexión, donde pequeñas acciones como abrir el e-mail en la cama hacen que cada vez sea más difícil desconectar de la oficina cuando estamos en casa y viceversa.

Sin embargo, para una gran parte de los trabajadores el problema de la conciliación ha crecido durante la crisis del COVID-19, ya que el teletrabajo supuso la destrucción de la delgada línea que dividía el trabajo y la familia. En este contexto, muchos fueron que tuvieron que asumir sus obligaciones laborales a la vez que atendían las necesidades familiares, y no hace falta ser un experto para comprender lo difícil de esta situación.

Esta problemática se ha hecho notar, especialmente en aquellos trabajadores que son padres de niños pequeños, de los que se reporta una caída de la productividad en al menos la mitad de los casos1. Por eso, desde RRHH se está combatiendo este desgaste ofreciendo al empleado beneficios para el cuidado de los niños, como la flexibilidad laboral o el cheque guardería.

El wellness

El wellness, un asunto prioritario

No cabe la menor duda de que dónde más daño ha hecho la pandemia ha sido en la salud. Más allá del propio virus y sus síntomas, el confinamiento ha cortado la rutina de ejercicios de gran parte de los trabajadores, y las aficiones de la cuarentena ha provocado que muchos regresen a la nueva normalidad con kilos de más.

Pero dónde más daño ha hecho el virus ha sido, sin lugar a dudas en la salud mental. Ansiedad, estrés depresión, insomnio, cansancio extremo… la salud mental se ha visto afectada en un 78% de los casos, según un estudio de Oracle2.

Como consecuencia, desde RRHH se está teniendo cada vez más en cuenta los beneficios relacionados con el wellness, es decir, el bienestar físico y emocional. Un buen ejemplo de ello es la oferta de terapias online con especialistas de la salud, como nutricionistas, psicólogos o médicos de cabecera.

Este tipo de beneficios son agradecidas por el empleado y, al parecer, han llegado para quedarse: Dos de cada tres empleadores espera que estas ofertas virtuales de salud y bienestar se establezcan en las empresas después del COVID3.

Comunicación

Comunicación

En un ámbito laboral donde la figura del teletrabajador es cada vez más usual, la comunicación pasa a ser un asunto fundamental tanto para coordinar equipos de trabajo como para hacer que el empleado remoto se sienta satisfecho con su trabajo.

Entonces, trabajar en el bienestar es una cuestión que las empresas también pueden hacer desde la comunicación, ya que si no es por ella el teletrabajador puede sentir desarraigo con su puesto. No es de extrañar que para un 55% de empleadores aumentar la comunicación y la transparencia sea una de las principales áreas a trabajar en RRHH a consecuencia del COVID-19

Nuevos beneficios digitales

Nuevos beneficios digitales

Finalmente, el efecto de la pandemia de COVID-19 también ha acelerado la transformación de los beneficios, que ahora se han digitalizado para ajustarse a los nuevos tiempos de teletrabajo.

Si algo positivo podemos extraer de la situación de crisis sanitaria es que ha hecho que los responsables de las empresas sean más conscientes que nunca de ciertas dificultades que han de superar los trabajadores a diario. Fruto de ello es el aumento del interés general hacia los beneficios y su impacto positivo a los trabajadores.

Dicho interés se manifiesta, por un lado, en la actualización de algunos beneficios convencionales. Por ejemplo, las tarjetas Restaurante se han adecuado a los nuevos tiempos con la admisión del servicio a domicilio, para que este beneficio pueda ser disfrutado tanto por trabajadores como por teletrabajadores.

Por otro lado, la pandemia también ha acentuado la presencia de algunos beneficios a los empleados que ya existían, como es el caso del pago del servicio de internet. Se trata de uno de las más valorados por los trabajadores, ya que cubre una necesidad que hoy en día es básica4.

Este tipo de iniciativas no son más que algunos ejemplos de cómo se están trabajando desde RRHH para atraer y retener el talento con efectividad durante la nueva normalidad. La idea fundamental no es otra que ampliar o evolucionar los beneficios más tradicionales con otros nuevos, para que se acomoden de la mejor manera a los nuevos modos de vida que nos plantea el COVID-19.

La guía de los beneficios sociales para RRHH
Ir al blog

También te puede interesar