La satisfacción de los empleados: ¿qué es y cómo medirla?
Ir al blog

La satisfacción de los empleados: ¿qué es y cómo medirla?

¿En qué medida afecta la satisfacción de los empleados a una empresa?


Si le preguntamos a la empresa de análisis y asesoría Gallup1 , le afecta mucho. El 40 % de las empresas que aparecían en la lista de la revista Forbes “Las mejores compañías para trabajar en Estados Unidos” aparecía también en la lista de “Las compañías más exitosas de Estados Unidos” de la misma publicación. Asimismo, un análisis de varios estudios de la revista Harvard Business Review2 concluyó que las empresas en las que los empleados están satisfechos muestran un 31 % más de productividad y un 37 % más de ventas. Con estos datos en la mano, podemos concluir que una compañía cuyos empleados están satisfechos tiene más posibilidades de triunfar.

La satisfacción de los empleados se traduce en su bienestar dentro de la compañía. Pero ¿cómo conseguir que la plantilla de tu negocio esté satisfecha? Según la empresa de recursos humanos Randstad3 , un 15 % de los empleados que se dicen insatisfechos en su trabajo achaca esta situación a la falta de ética de su compañía. Por tanto, un primer aspecto para conseguir un buen nivel de satisfacción de los empleados es tener una cultura de trabajo ética en la empresa. Además, el 65 % de los empleados valora el respeto de sus jefes como un aspecto fundamental para estar satisfecho. Otro aspecto esencial es el ambiente en la empresa. Un 40 % de los trabajadores asocia directamente su satisfacción en el trabajo con una buena relación con sus compañeros y un buen ambiente en la empresa.

Encuesta

Encuesta de satisfacción

No hay un único modo de valorar cómo se encuentran los trabajadores. Sin embargo, uno de los métodos de medición más extendidos son los índices de satisfacción de los empleados (ESI por sus siglas en inglés). Estos no son otra cosa que encuestas que se le pueden hacer a la plantilla y que arrojarán luz sobre las necesidades de los empleados de una empresa y, por consiguiente, de la propia empresa.

Este modelo, en su vertiente más profunda, se basa en el cuestionamiento a los empleados sobre tres aspectos fundamentales para su satisfacción4:

1. ¿Cómo de satisfecho está con su actual trabajo?
2. ¿Cumple su actual puesto con sus expectativas laborales?
3. ¿Cómo de cerca está su actual trabajo de su trabajo ideal?

Los empleados deberán responder a estas cuestiones con una escala del cero al diez. Una vez que las responden, se hace una media y la compañía será consciente del estado de su plantilla y de qué áreas deben mejorar para aumentar la satisfacción de los empleados.

Hay varios modelos de ESI, pero todos ellos giran en torno a aspectos de la empresa que miden la satisfacción del empleado (se puede preguntar sobre el salario, la conciliación…).

La realización de este u otro tipo de encuestas es el método más popular hasta ahora para conocer la satisfacción de los empleados en la empresa. Sin embargo, no es el único modo.

Comunicación

Comunicación con los empleados

La comunicación entre los jefes de la empresa y los trabajadores resulta una pieza clave en el buen funcionamiento de la empresa y en la satisfacción de estos. Por ello, un buen modo de medir el estado de los trabajadores son las entrevistas periódicas individuales. Esto sirve para conocer no solo la situación del empleado dentro de la empresa, sino a la propia persona. Así, el trabajador se sentirá más confiado y comentará los aspectos que más le preocupan del negocio, posibilitando que la empresa pueda solucionarlos y, por ende, aumentar su satisfacción dentro de ella.

Feedback

Herramientas tecnológicas para recopilar feedback

Por último, otras empresas practican el método del buzón de sugerencias. Esto es tan sencillo como su propio nombre indica. Consiste simplemente en habilitar un lugar donde los empleados propongan cosas, apliquen soluciones o manifiesten su descontento con algún aspecto de la empresa. La compañía recogerá las sugerencias e irá aplicándolas, con lo que mostrará que escucha a los empleados, algo que elevará la satisfacción de estos.

Sin embargo, las encuestas y los buzones de sugerencias se han quedado anticuados en la forma. Con la llegada de las nuevas tecnologías, estos métodos siguen llevándose a cabo, pero de un modo más digital. Por ejemplo, según Gartner, en el año 2020 las encuestas anuales tradicionales ya no serán tan populares. Sin embargo, sí que se realizarán, mediante programas especializados, más a menudo y no a todo el conjunto de la empresa. Esto es, se llevarán a cabo encuestas digitales y anónimas para un área en concreto de la empresa (recursos humanos, por ejemplo), en las que se preguntará a los empleados sobre temas específicos de su trabajo (es decir, sobre su labor como trabajadores de la sección de recursos humanos de una empresa) y sobre temas comunes para medir su estado dentro de la compañía.

Como se ve, en todas las propuestas mencionadas la comunicación es el pilar de la satisfacción. Sin comunicación entre los dirigentes de la compañía y los empleados, nunca se va a poder conseguir que estos tengan la satisfacción necesaria para rendir al máximo en su puesto. Por ello, la conclusión es sencilla: una buena comunicación siempre será básica para tener una plantilla satisfecha. Asimismo, hay otros aspectos fundamentales que valorar, como el ambiente de trabajo o la cultura de la empresa. Sin embargo, sin comunicación no se puede conocer el nivel de satisfacción de los empleados. Por tanto, es un punto básico a la hora de medirla.

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar