Explica a tus empleados qué es la retribución flexible de un modo sencillo
Ir al blog

Explica a tus empleados qué es la retribución flexible de un modo sencillo

Cuidar al equipo humano mediante elementos motivadores es una práctica que cada vez es más habitual en las empresas. El bienestar de los empleados está muy presente en la mente de los responsables de Recursos Humanos y en las políticas que coordinan. Uno de esos elementos motivadores que resultan más efectivos es la retribución flexible, pero a veces los propios empresarios no tienen muy claro cómo comunicar a los trabajadores los beneficios que obtendrán con ella.

Ventajas de la retribución flexible

¿Cómo explicar esas ventajas de un modo sencillo? He aquí tres mensajes claves para mostrar qué es la retribución flexible y por qué es recomendable para cualquier empleado:

“Pagas menos impuestos y, por lo tanto, tienes más poder adquisitivo”

La empresa que ofrece la modalidad de retribución flexible, en primer lugar, debe dejar claro que las mayores ventajas son para el empleado. Y para ello debe comunicárselo de esa manera. De ahí que el primer mensaje sea el más importante: “tendrás más poder adquisitivo”.

Básicamente tienes el mismo sueldo bruto, pero una parte lo recibes como salario en especie (hasta un máximo del 30% del total), es decir, como cheques restaurante, cheques guardería, tarjetas de transporte, etc. Todo ello está exento de IRPF, con lo que tienes que pagar menos impuestos. Esta ventaja fiscal hace que, tras realizar la declaración de la renta y una vez descontados los gastos, tú tengas más dinero que alguien que no ha recibido parte de su sueldo mediante salario en especie.

“Te ayuda en tus necesidades diarias más básicas”

El segundo mensaje consiste en explicar que además de conseguir beneficios fiscales, la retribución flexible facilita la vida de los empleados, pues se puede ajustar a sus necesidades básicas.

Los diferentes tipos de salario en especie te ayudan en tu día a día, puesto que se adaptan a tus necesidades. De este modo, si tienes hijos, existen los cheques guardería; si vas a trabajar en metro, tren o autobús, la tarjeta de transporte, o incluso si quieres estudiar, hay opciones de formación. Por lo tanto, tienes la ayuda que necesitas para que tu vida sea un poco más sencilla.

Asimismo, se ha de incidir en esos tipos de salario en especie y en el ahorro que proporciona cada uno.

Por ejemplo, tienes la posibilidad de contar con cheques restaurante, con los que puedes conseguir un ahorro medio de 500 euros al año; con cheques guardería, que te ahorran unas tres mensualidades; o con la tarjeta de transporte, cuyo ahorro puede llegar también a tres meses en un año.

“Es muy sencillo de utilizar”

Finalmente, tras la mejora del poder adquisitivo y la ayuda en las necesidades básicas, el tercer mensaje debe centrarse en la facilidad de uso para el empleado.

La utilización de los diferentes cheques o tarjetas resulta sumamente sencilla, ya que, por una parte, la empresa se encarga de pedirlos, y por otra, puedes utilizarlos como forma de pago en cualquier establecimiento asociado. Por ejemplo, los cheques o la tarjeta restaurante deberás entregarlos en los más de 30.000 establecimientos afiliados, mientras que con los cheques guardería solo tienes que elegir uno de los más de 4.000 centros afiliados y usarlos cuando lleves allí a tus hijos.

¿Quieres conocer las ventajas de la Retribución Flexible para tu empresa?

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar