3 consejos para empezar a aplicar las nuevas tecnologías de RRHH en tu empresa
Ir al blog

3 consejos para empezar a aplicar las nuevas tecnologías de RRHH en tu empresa

Actualmente, son numerosas las voces que coinciden: en cualquier organización, el principal elemento diferenciador es el talento.


El talento es el elemento intangible que más puede cambiar el rumbo de una empresa, sin que esta tenga que hacer grandes inversiones en infraestructura. No es de extrañar que en el panorama empresarial ahora mismo haya tanta competencia por los negocios como por el talento.

Por ello, ser capaces de identificar al talento, de atraerlo a nuestra empresa y de retenerlo cuando ya está ahí, procurando mejorar su experiencia al máximo, se han convertido en los objetivos prioritarios de cualquier departamento de RRHH.

Con la llegada de las nuevas tecnologías, se ha racionalizado y automatizado un alto porcentaje de las tareas de recursos humanos, pero también han llegado una serie de herramientas destinadas a potenciar la atracción y retención del talento.

Por ejemplo, los chatbots mejoran la experiencia de los procesos de selección además de proporcionarnos feedback del empleado actual. La tecnología big data, por su parte, ofrece datos hasta ahora ignorados y perfecciona los conocimientos de experiencia del empleado y los sistemas de detección de talento.

herramientas destinadas a potenciar la atracción y retención del talento.

Realidad virtual, realidad aumentada, biométrica, tecnología vestible, inteligencia artificial… son otros ejemplos de las últimas tecnologías en ser trasladadas al ámbito de los recursos humanos.

Sin embargo, su implementación no es tan simple. Aplicar una nueva tecnología digital a los RRHH., aunque suponga ventajas para nada desdeñables, es un proceso costoso y que requiere de tiempo. Pero más costoso todavía es implementar algo y fallar para después repetirlo.

Es imprescindible tener en cuenta algunos aspectos clave para la correcta aplicación de las nuevas tecnologías en RRHH. Hablamos de cuestiones como el feedback, la comunicación o la forma de su implementación. Echemos un vistazo, pues, a los tres consejos fundamentales para la correcta aplicación de las herramientas digitales en RRHH.:

feedback

1. Busca el feedback de la plantilla

En primer lugar, es imprescindible tener bien claro dónde y cómo aplicar una tecnología de recursos humanos de verdadero impacto para nuestros trabajadores.

¿Cómo se hace eso? Bueno, en primer lugar, es conveniente preguntar al personal qué aplicaciones o tecnologías ya utilizan en su día a día, ya sea en la oficina o fuera de ella. Saber cuál es la relación de tus empleados con las nuevas tecnologías sin duda puede ayudarte a establecer un plan acorde a sus conocimientos tecnológicos.

La segunda pregunta que habría que formular a los empleados es qué aplicaciones les gustaría utilizar en el trabajo. Aquí la visión del empleado podría ofrecerte una nueva perspectiva tecnológica de las necesidades de RRHH.

Si tuvieras alguna idea en mente, la última pregunta sería qué opinan los empleados acerca de esta iniciativa. Si la respuesta es positiva, entonces una buena idea para su implementación es probar esta tecnología en un grupo reducido de trabajadores. En el caso de que el feedback sea positivo, podremos ampliar el uso de la nueva herramienta al resto del personal.

Pedir feedback significa, además, acercarse al empleado y mejorar su experiencia en la empresa. Cada vez está mejor valorado trabajar en una empresa que promueva el ambiente comunicativo y donde se escuche al trabajador. De esta manera, la empresa gana en retención de talento.

Comunicar objetivos

2. Comunica el objetivo y los beneficios de la herramienta tecnológica.

Es de gran importancia la comunicación de empleado a responsable, pero también es fundamental la comunicación inversa, es decir, de responsable a empleado.

Cuando presentamos una nueva herramienta tecnológica de RRHH., es importante comunicar a los trabajadores los motivos y objetivos del cambio:

¿Buscamos mejorar la experiencia del empleado? ¿Queremos favorecer los procesos de reclutamiento? ¿Se simplificarán/automatizarán las tareas? ¿Cuáles?

En este caso, es posible y hasta beneficioso hablar con los empleados sobre los pros, contras y límites del empleo de estas herramientas.

Existen numerosas maneras de comunicar la nueva implementación: se puede tanto enviar emails o boletines como organizar talleres y eventos para reunir a los trabajadores de forma presencial y así dar una charla informativa sobre la nueva herramienta tecnológica.

El hecho de que los empleados entiendan y valoren los beneficios de las nuevas herramientas tecnológicas potenciará su satisfacción y compromiso con la empresa al entender que esta busca soluciones para mejorar su trabajo.

fácil de implementar

3. Crea un sistema fácil de implementación

Por último, no hay que olvidar la importancia de las primeras impresiones. Así, es verdaderamente importante proporcionar una experiencia positiva a la hora de implantar una nueva tecnología en la empresa.

Las implementaciones elegidas deben resultar de fácil acceso y de uso sencillo ante el empleado beneficiado. Si la aplicación resultase, por naturaleza, de cierta complejidad, entonces es conveniente la realización previa de sesiones o talleres informativos.

Descárgate la guía de las nuevas tecnologías y su aplicación a RRHH
Ir al blog

También te puede interesar