Programas de mentoría: Un impulso para el compromiso de los colaboradores
Ir al blog

Programas de mentoría: Un impulso para el compromiso de los colaboradores

¿Cómo aprovechar la experiencia de un alto ejecutivo y difundir las nuevas ideas y el enfoque refrescante de un prometedor joven gerente? La respuesta está en la mentoría: una práctica cuya popularidad va en aumento a medida que las empresas buscan desarrollar futuros líderes. ¿Qué puede no gustarnos de un programa de mentoría? Son de bajo coste, de alto ROI y quienes participan en ellos están felices.


Programas de mentoring: Un impulso para el compromiso de los colaboradores

La mentoría, o mentoring, nunca había sido tan popular como ahora, pues las empresas buscan la manera de desarrollar las carreras de sus colaboradores sin tener que recurrir a capacitación especializada y onerosa. Adaptada a las necesidades específicas de su empresa, e impartida a bajo – o ningún– coste, la mentoría puede alcanzar toda una variedad de objetivos: desde la incorporación de nuevos colaboradores, hasta la mejora de su participación, pasando por la promoción de la inclusión. Añadiendo a ello su ya conocido papel de transmitir experiencia a empleados más jóvenes y con talento, es fácil entender el porqué de su popularidad.

Sin embargo, para que un programa de mentoría sea exitoso, es vital planificarlo de manera muy cuidadosa. Una vez decididos sus objetivos, el siguiente paso consiste en definir su formato, como los intergeneracionales, en los que los altos ejecutivos transmiten su experiencia, o si se toma un enfoque de género, con el que se apunte a desarrollar el liderazgo femenino. Las empresas, también deben decidir si el mentor ayudará a un solo colaborador o a todo un grupo.

Beneficios de los programas de mentoring

Más confianza e ingresos más altos
Los beneficios del mentoring son muy amplios y, utilizada en programas corporativos, ha demostrado poder incrementar las habilidades y la confianza en sí mismos de los colaboradores. El compromiso y la retención de talento también se ven mejorados, lo que a su vez aumenta la productividad y reduce los costes de Recursos Humanos. Un estudio del Grupo Gartner demostró que, en comparación con otros colaboradores, las tasas de retención resultaron más altas, tanto para mentees (72 %) como para mentores (69 %).

Un impulso para las carreras
Y si la mentoría es buena para las empresas, también es muy popular entre sus colaboradores. Los estudios muestran que el 79 % de los millennials ven a el mentoring como en factor vital para el éxito de sus carreras y que 25 % de los colaboradores incluidos en un programa de mentoría han logrado un cambio positivo en sus salarios, frente a tan solo un 5 % de quienes no participaron.

Una experiencia positiva en Sodexo
En el Grupo Sodexo, se desarrolló un programa durante 2009, en el que comenzaron las mentorías en 2014, destinándolas a los 350 principales gerentes. Cada mes de junio, se seleccionan de 24 a 28 mentees y un igual número de mentores, de diferentes departamentos e, idealmente, de diferentes países, para formar parte del programa internacional. Organizado por el equipo de Gestión de Talento, el proceso de selección coincide con las necesidades de los posibles mentees, así como con las necesidades comerciales de Sodexo. Durante el año, cada binomio tuvo una conversación mensual telefónica o a través de Skype de al menos una hora, además de un encuentro en persona. Al tener sus objetivos y su formato acordados desde un principio, este programa ha demostrado ser muy exitoso.


La mentoría vista desde la experiencia personal
“De junio a diciembre de 2014, recibí mentoría del CEO de Venezuela y, sin ella, no estaría en mi puesto actual (cuando mi gerente sugirió que me uniera al programa, yo estaba en el Equipo de Control Financiero del Grupo). Cada dos meses, teníamos una comunicación telefónica de 90 minutos, establecíamos planes de acción para cada sesión y, al final, aprendí mucho. Su motivación y su manera clara y simple de aconsejarme en base a su propia experiencia fueron de gran inspiración. En cada sesión, yo explicaba los eventos de las dos semanas previas y respondía a sus preguntas, lo que me permitía evaluar las cosas de una manera más clara. Siento que esto aceleró mi progreso y que gané en madurez y asertividad. Es una excelente oportunidad que le recomiendo a todos”, explica Sarah FaucheurDirectora Financiera en Servicios de Beneficios e Incentivos de Sodexo España.

New call-to-action

Ir al blog

También te puede interesar