Qué impacto tienen los beneficios en la experiencia de empleado
Ir al blog

Qué impacto tienen los beneficios en la experiencia de empleado

Los beneficios a los empleados son una medida ideal para mejorar el bienestar y la conciliación del trabajador. Sin embargo, apostar por beneficios también significa apostar por mejorar la experiencia del trabajador. Descubre qué por qué es tan importante y qué impacto tiene mejorar la experiencia del empleado a partir de los beneficios.


En estos tiempos de cambios e incertidumbre cada vez son más las empresas que están incluyendo los beneficios a los empleados en su política de atracción y retención del talento. La principal razón de ello es el cambio de paradigma en el empleado moderno, que cada vez tiene más en cuenta aspectos como la conciliación y el bienestar a la hora de decidir entre trabajar en un puesto o en otro.

Un buen ejemplo de ello lo encontramos de un estudio de Glassdoor, que señala que el 80% de los trabajadores preferirían la inclusión de nuevos beneficios en su retribución antes que recibir un tradicional aumento de sueldo.

Datos como el anterior empiezan a ser una constante, y por eso cada vez son más las empresas que optan por ofrecer beneficios como tarjetas de comida, transporte, cheques guardería… etc. Es decir, bienes o servicios que, en esencia, están preparados para ayudar a los empleados en el día a día y a conciliar.

Por ejemplo, para aquellos empleados que acaban de ser padres, el cuidado del hijo/a pequeño/a puede resultar un problema o una preocupación de las que duran toda la jornada laboral. En este caso, existe un riesgo de conciliación que se puede solucionar sencillamente implementado un cheque guardería como beneficio.

Sin embargo, el impacto de los beneficios en el empleado va mucho más allá de la conciliación o el bienestar del trabajador. En este sentido, la experiencia del empleado es otro de los factores más favorecidos por la implementación de beneficios. Veamos hasta dónde llega su impacto.

compromiso con la empresa

Mayor compromiso con la empresa

En primer lugar, hay que destacar que aquella empresa que se decida por integrar los beneficios a su plantilla sin duda conseguirá potenciar la conciliación de sus propios trabajadores. No se trata de una acción irrelevante: La mala conciliación ha sido, en 2018, la segunda razón de dimisión entre los trabajadores estadounidenses1.

Pero, más allá de la atracción y retención de talento, la mera presencia de beneficios hace que los empleados mantengan una experiencia laboral más gratificante.

Los empleados son conscientes del esfuerzo que realiza la empresa y, como respuesta, aquel empleado con beneficios se sentirá más comprometido con su propio puesto, mostrando una mayor predisposición a devolver la confianza que la empresa ha depositado en él a través de los beneficios.

En pocas palabras, los beneficios ayudarán a que tus empleados se sientan comprometidos con su puesto y deseen hacer carrera en la empresa.

importancia de la satisfacción

La experiencia y la importancia de la satisfacción

Pero el impacto de los beneficios en la experiencia del trabajador no solo se refleja en su deseo de continuar muchos años en la empresa donde trabaja, también se hace notar en el nivel de satisfacción del empleado.

Según una de las definiciones más populares acerca del tema, la experiencia del empleado es uno de los dos factores fundamentales para que tus empleados alcancen la satisfacción laboral . La ecuación es sencilla: al ofrecer servicios que mejoren la conciliación y el bienestar, el trabajador se sentirá mejor y más cómodo con su trabajo, o sea, más satisfecho.

Mantener a la plantilla satisfecha y comprometida es la mejor estrategia para contar con una fuerza laboral sólida y así evitar problemas nefastos para RRHH, como pueden ser el absentismo laboral y la rotación de personal. Reducir estos problemas supone un ahorro de hasta el 26% del gasto medio por empleado3, ya que se reduce el tiempo, dinero y el esfuerzo realizado desde Recursos Humanos en buscar sustitutos para los empleados que entran y salen.

Pero la cosa no acaba ahí, la satisfacción laboral también juega un papel clave en el rendimiento de la empresa, ya que se ha demostrado que un trabajador feliz y satisfecho con su trabajo será hasta un 37% más efectivo en sus ventas4.

empleado productivo

Un empleado motivado es un empleado productivo

Finalmente, mejorar la experiencia del trabajador a través de los beneficios es una medida inteligente que, además, puede resultar rentable para tu empresa.

Por un lado, la satisfacción, además de generar un impacto positivo en las ventas, suele derivar en un aumento de la motivación. Parece lógico: aquel empleado que se sienta satisfecho y a gusto con su empresa, trabajará con una motivación mayor que aquel empleado que no sienta tal satisfacción. Tanto es así que la satisfacción implica un aumento de la motivación del empleado de hasta un 36%5.

La motivación es un estado interno o sentimiento que activa, dirige y mantiene la conducta. En otras palabras, se trata de un factor que ayuda al empleado a centrarse y a realizar sus tareas de la mejor manera posible.

Esto se ve claramente en estudios, como el de la consultora Willis Towers Watson, que concluye que un empleado motivado será hasta un 31% más productivo que otro que no se sienta motivado con su puesto6.

En resumen, los beneficios son una medida cuyo objetivo es fomentar la experiencia del empleado de manera íntegra. Su impacto no se reduce a una mejora de la conciliación del trabajador: con los beneficios también se mejora la experiencia laboral hasta tal punto que compromiso, satisfacción, motivación y, en última instancia, productividad serán los factores más beneficiados con su puesta en marcha.

La guía de los beneficios sociales para RRHH
Ir al blog

También te puede interesar