La gamificación aplicada a los Recursos Humanos
Ir al blog

La gamificación aplicada a los Recursos Humanos

La tecnología no es lo único que ha cambiado en los tiempos que corren. Si bien el paso a lo digital es la revolución más palpable y desarrollada de las que ha venido experimentando el ser humano en las últimas décadas, hay otros aspectos de la vida y el trabajo hasta ahora asentados que están transformándose también: un ejemplo es la gamificación.


La gamificación (o ludificación) es la utilización de las técnicas y recursos populares de los juegos en otros ámbitos que nada tienen que ver con el ocio. El objetivo es elevar la motivación de los empleados y conseguir que mantengan la moral alta y se vean menos agobiados por la rutina. ¡Quién se iba a imaginar hace 50 años que se utilizarían técnicas de juego para motivar a los trabajadores!

Por este motivo, el ámbito laboral en que más se están usando las técnicas de ludificación es en el de los recursos humanos. Son varias las empresas que han decidido adoptar técnicas de juegos en sus departamentos de personal. De hecho, el vicepresidente de Gartner, Brian Burke, afirma que actualmente “las aplicaciones de gamificación enfocadas en los empleados son ahora mayores en número que las dirigidas a los clientes”.

  • digital-employer-brandingUn ejemplo de ello sería la sección húngara de la empresa británica PwC, que creó un juego llamado Multipoly durante su proceso de selección de personal. En este juego, se simulaba cómo era una jornada de trabajo en la empresa, y los candidatos, en lugar de realizar una entrevista rápida y sin profundidad, pudieron demostrar, por equipos, sus cualidades y aptitudes para la resolución de problemas reales que se plantean habitualmente en las jornadas de trabajo de PwC. Según Noemí Biró, gerente regional de contratación de PwC Hungría, los candidatos que jugaron a Multipoly estaban mucho mejor preparados para las entrevistas que los que no, ya que les había dado una idea aproximada de lo que es el día a día en la empresa.

    PwC no es la única empresa que ha usado la gamificación. La cadena hotelera Marriott, por ejemplo, también ha desarrollado el juego My Marriott Hotel, en el que los candidatos para trabajar en la compañía deben dirigir su propio hotel.

Según la empresa de análisis Randstad, la ludificación puede ser una herramienta muy útil para las empresas que estén buscando un talento nuevo y fresco. Además, el desarrollo de juegos para contratar nuevos empleados permite a los contratadores comprobar de una manera eficiente las habilidades de los candidatos, pues estos pueden mostrar en los juegos de contratación su inteligencia o sus habilidades de una manera mucho más efectiva y real que en una entrevista de trabajo.

gamificacion-sodexo

Sin embargo, las posibilidades de la gamificación no solo se están usando en la contratación de nuevo personal. La empresa multinacional Accenture se vale de estas herramientas para conseguir sus objetivos de producción. Sus empleados, completando los datos de un perfil colgado en la web, pueden ir ganando puntos según lo van rellenando. Además, según la empresa, la gamificación ayuda en la transmisión de conocimiento entre los trabajadores, ya que se fomenta la colaboración entre ellos, y también se consigue involucrar más a los empleados en las labores de la empresa, pues la competición los motiva y se incrementa la productividad de la compañía.

  • Según Randstad, la gamificación es una propuesta interesante para aumentar la productividad de las empresas, porque la competición hace que los empleados, en sus esfuerzos por ganar el juego, trabajen más.

  • En un estudio llevado a cabo por la firma Aon, se entrevistó a 540 candidatos de la generación millennial para varios puestos de trabajo y se les preguntó por su visión sobre la gamificación. La mayoría estuvo de acuerdo en dar una valoración positiva al pensar que las técnicas de los juegos fomentan la comunicación entre los empleados y que los desafíos planteados a través de los juegos los motivan.

    Pero Aon avisa de que la gamificación debe aplicarse de una manera adecuada, ya que las empresas llevan a cabo una labor seria y no todo puede parecer un juego. Por ello, Aon da una serie de consejos para aplicarla de la mejor manera posible, como por ejemplo fijar un objetivo claro a la hora de gamificar el trabajo, equilibrar las herramientas que proporciona la ludificación con otras técnicas más tradicionales, mantener una buena comunicación con los empleados o candidatos para evitar los malentendidos y asegurarse de la total comprensión de la gamificación por su parte o pedir su opinión para mejorar las técnicas de ludificación y comprobar cuáles son beneficiosas para las empresas y los empleados y cuáles no.

New call-to-action
Ir al blog

También te puede interesar