¿Es tu empresa una empresa saludable?
Ir al blog

¿Es tu empresa una empresa saludable?

En los últimos años el mundo empresarial ha recorrido un largo camino en lo referido al bienestar de sus empleados. Descubre hasta dónde puede llegar a ser saludable tu empresa.


La salud y el bienestar físico son cuestiones a las que se está dando más importancia que nunca. Hoy en día, no solo cualquier persona podría distinguir qué hábitos son beneficiosos para la salud y cuáles no, sino que, además, esas personas se informan regularmente de cómo llevar un estilo de vida saludable.

Esta inquietud por la propia calidad de vida se ha extendido también al mundo profesional. Por eso cada vez son más los empleados que tienen en cuenta factores extrasalariales que contribuyan a aumentar su bienestar y su calidad de vida a la hora de buscar empleo.

Esa es la razón por la que en recursos humanos se están popularizando estrategias enfocadas a fomentar el bienestar de sus empleados. De ahí que no sea raro encontrarnos con empresas que ofrezcan, junto con el salario, servicios que promueven los hábitos saludables de sus empleados, como los tickets restaurante, los pases para el gimnasio o los seguros médicos.

Acciones como las anteriores ayudan tanto a los trabajadores como a la propia empresa. La principal beneficiada es esta última, ya que consigue reducir las bajas por enfermedad —y todo el trabajo, dinero y tiempo que ello implica— a la vez que mejora su capacidad de atracción o retención de talento, porque hablamos de medidas altamente valoradas por los empleados.

Sin embargo, ¿hasta qué punto este tipo de acciones garantiza el bienestar de los trabajadores?

El bienestar, una cuestión más compleja de lo que parece

En inglés, en el ámbito de RR. HH., se utilizan dos términos a la hora de referirse a lo que en español llamamos bienestar: por un lado, tenemos el concepto de wellness, que significa “bienestar” y que incide en el apartado físico, es decir, en la promoción de medidas como las mencionadas antes, que básicamente se dividen en:

ejercicio físico

Acciones para promover el ejercicio físico: Pases de gimnasio, talleres de yoga, excursiones al campo, paseos en lugar de reuniones, etc.

hábitos alimenticios

Medidas para mejorar los hábitos alimenticios: Ofrecer snacks saludables, tickets restaurante, asesoramiento de un nutricionista, etc.

No obstante, aunque las medidas de wellness contribuyan a la prevención de enfermedades y a la mejora de la salud de los empleados, el verdadero problema es otro: hablamos del estrés laboral.

Según recoge el Instituto Nacional de Estadística, el estrés es el culpable del 30 % de las bajas laborales en España. El estudio señala también que el estrés, además, es un factor que acompaña al 59 % de los trabajadores durante su jornada laboral.

Es importante, entonces, que la empresa tome cartas en el asunto implementando medidas que tengan en cuenta el estrés en todas sus facetas, no solo en la física. De ahí la consolidación del otro término empleado en recursos humanos para referirse al bienestar: el wellbeing corporativo.

Wellbeing, que en inglés también significa “bienestar”, es el término que se utiliza para denominar aquellas estrategias que buscan el bienestar íntegro, tanto físico como psicológico, de los empleados. Una estrategia para fomentar el wellbeing entiende la salud como un todo del que no podemos eliminar el apartado mental.

Las medidas incluidas en un plan de wellbeing corporativo son quizás las acciones más efectivas para combatir a un gran enemigo para la salud como es el estrés. Veamos algunas de estas acciones:

Motivación y coaching

Motivación y coaching

Según un estudio reciente efectuado a 21.000 empleados norteamericanos, el principal problema del estrés laboral es la falta de expectativas, algo que afecta al 41 % de los casos.1

Trabajar sin saber hacia dónde se dirigen los esfuerzos invertidos es desmotivador para cualquier empleado. No tener un rumbo claro o sentir que el trabajo no tiene sentido es un problema muy común que genera tanto estrés como frustración o desmotivación.

Ante este problema, una solución que mejore el bienestar son las terapias de coaching, una técnica motivadora en la que existe la figura del coach, que puede ocupar el superior de la oficina para motivar a los empleados antes de cada sesión y lograr que den lo mejor de sí viendo que sus esfuerzos verdaderamente importan.

conciliación

Fomento de la conciliación

La misma encuesta añade que la siguiente causa generadora de estrés laboral es la mala conciliación. No poder encontrar el equilibrio entre la vida personal y la laboral es un problema histórico en el panorama profesional que actualmente se ha incrementado. En tiempos donde las tecnologías digitales nos ayudan a responder a situaciones laborales en el hogar y fuera de él, cada vez son más los trabajadores a los que les cuesta desconectar.

Frente a este tema, existe un gran número de acciones que pueden ayudar a mejorar la conciliación, desde cheques guardería para no tener que preocuparse por los niños pequeños hasta bonos de transporte para que llegar al trabajo no suponga el estrés que es sacar el coche por la mañana.

Para garantizar el equilibrio, las medidas que favorecen la flexibilidad laboral son opciones más que interesantes para los empleados. Hoy en día cada vez son más los empleados que valoran trabajar con independencia y por eso formas de trabajo alternativo como el teletrabajo o el smart working también cuentan. Casi la mitad de los encuestados reconoció temer el momento en el que su trabajo se quede estancado o se vuelva aburrido, más incluso que no conseguir un ascenso.

El entorno laboral importa

El entorno laboral importa

Por último, una medida recomendable para garantizar el bienestar de tus empleados es el acondicionamiento del propio espacio de trabajo. No nos referimos solo al cuidado de la estética o a la actualización del equipo; hablamos de aquellos factores “invisibles” que determinan la calidad de vida en la oficina.

Por una parte, está la calidad del aire. Trabajar en un espacio con poca o mala ventilación puede suponer que el 28 % los empleados se sientan adormecidos y a que otro 28 % muestre síntomas relacionados como picor o irritación de la garganta. Por otro lado, la iluminación es otro gran factor ignorado, ya que se informa que el 60 % de los empleados no cuenta con un nivel adecuado de luz para realizar sus tareas profesionales.2

En definitiva, para saber si tu empresa es saludable, hay que fijarse no solo en la salud física, sino también comprender el origen del estrés laboral y preparar a tus empleados para que lo sobrelleven de la mejor manera posible.

Descárgate la guía de la Salud, Bienestar y Wellness corporativo
Ir al blog

También te puede interesar