Cómo ayudar a los colaboradores a dormir mejor y a tener un mayor rendimiento
Ir al blog

Cómo ayudar a los colaboradores a dormir mejor y a tener un mayor rendimiento

Los colaboradores no pueden estar en la mejor forma después de una mala noche de sueño. ¿Cómo pueden las empresas ayudar a sus colaboradores, y a ellas mismas? Encontramos algunas respuestas que te serán de utilidad.


La importancia de dormir bien

Pasamos hasta un tercio de nuestras vidas realizando una actividad que tiene un impacto directo en nuestra salud física y mental y en nuestra capacidad para desempeñarnos bien en el trabajo. Sin embargo, parece que las empresas apenas se están despertando ante temas como la importancia del sueño.

Si los colaboradores no duermen las siete u ocho horas recomendadas, su concentración y su poder de decisión pueden volverse deficientes y sus reacciones más lentas. A su vez, esta es la causa principal de los errores estratégicos, el descenso en la productividad y el aumento de accidentes. En las economías nacionales, el costo de la falta de sueño puede llegar a 411 mil millones de dólares al año en Estados Unidos (2,62% del PIB), 138 mil millones en Japón y 60 mil millones en Alemania. A nivel individual, un estudio de 2011 realizado a 7.000 colaboradores suscritos a planes de salud estimó el costo por trabajador en 2.280 dólares.

¿Vivimos cansados?

Cifras como estas no solo señalan las consecuencias del sueño deficiente, sino también su prevalencia. Más del 50% de los 30.000 colaboradores encuestados en cinco corporaciones estadounidenses dijeron que no dormían adecuadamente. En la India, más de una de cada cinco personas de entre 18 y 64 años se preocupan más por el cansancio que la hipertensión o la diabetes, mientras que más de un tercio de los adultos del Reino Unido dicen que no duermen lo suficiente. La falta de descanso adecuado, momento durante el cual el cuerpo realmente está muy ocupado renovándose y reparándose a sí mismo, es claramente un fenómeno mundial.

Principales causas de la falta de sueño

Sin embargo, las causas del problema son tan variadas como sus efectos: desde preocupaciones financieras y problemas de salud mental hasta factores desencadenantes físicos, como mala alimentación, tabaquismo, comidas a destiempo o exposición tardía a la televisión y a las pantallas de los ordenadores. Algunas de estas causas pueden estar relacionadas con el trabajo, como el estrés, el impacto físico de los cambios irregulares o la molestia de los desplazamientos. En resumen, el sueño puede verse afectado por eventos tanto durante como fuera de las horas de trabajo. Y por más que todos necesitamos nuestra dosis nocturna de reposo, los patrones de sueño varían de un individuo a otro.

¿Cómo pueden ayudar las empresas a que sus colaboradores duerman mejor?

Las opciones se dividen en una serie de categorías. Un programa de bienestar que fomente el estado físico a través de membresías de gimnasios, junto con sesiones de masaje o yoga, puede significar un beneficio real. Con el auge de la tecnología portátil, como las pulseras de actividad, que podría ofrecerse como parte de un esquema de beneficios y recompensas, ahora es posible que las personas controlen la calidad y la duración de su sueño. Y al estar mejor informada, la gente puede tomar mejores decisiones en cuanto a su estilo de vida. Al mismo tiempo, los empleadores también pueden realizar una contribución positiva. Un estudio de la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño realizado en 2013 descubrió que los trabajadores que estaban más expuestos a la luz natural dormían mejor que los que estaban expuestos a una iluminación dura y artificial. En los casos en los cuales no se puede aumentar la cantidad de luz natural, los empleadores pueden instalar una iluminación que sea más benigna para los ojos. La flexibilidad en patrones de trabajo y las oportunidades para trabajar desde casa también pueden establecer una diferencia.

El sueño es ciertamente un bien preciado en el ajetreado entorno de trabajo actual, y cualquier cosa que pueda ayudar a los colaboradores a sentirse más descansados ​​cuando llegan al trabajo implica buenas noticias, tanto para ellos como para sus empleadores. Una mirada más atenta al lugar de trabajo y buscar formas de mejorar el sueño a través de la estrategia de recompensas de la compañía será realmente rentable.

New call-to-action

Ir al blog

También te puede interesar