Cómo los beneficios a empleados te pueden ayudar a construir tu propuesta de valor al empleado
Ir al blog

Cómo los beneficios a empleados te pueden ayudar a construir tu propuesta de valor al empleado

Atraer y retener al trabajador de talento se ha convertido en una actividad prioritaria para todo departamento de RRHH. Para ello, es clave construir una propuesta de valor del empleado atractiva, donde los beneficios juegan un papel mucho más central del que parece.


Cada vez más, los trabajadores tienen una mayor influencia en los procesos de reclutamiento. Elegir bien dónde trabajar se ha convertido en la obsesión para muchos trabajadores que ahora, gracias a la digitalización, tienen acceso inmediato a la información de toda empresa que ofrezca un empleo.

Fruto de ello es el aumento de dimisiones motivadas por factores externos al sueldo. Y es que el trabajador con talento de hoy en día pretende hacer carrera donde se le ofrezca la mejor propuesta global, es decir, en aquella empresa que le proporcione algo más que el mero salario. De esta manera el bienestar, la relación con los superiores o la conciliación son valores que han tomado mayor peso a la hora de elegir empleo.

Tanto es así que en EE. UU. el 27% de los empleados han dejado su trabajo de manera voluntaria en 2018. Se trata de un valor que ha crecido un 88% desde 2010. Estos datos invitan a la reflexión, más todavía si tenemos en cuenta que las dos razones principales detrás de estas dimisiones fueron las pocas perspectivas de desarrollo profesional (22% de los casos) y llevar una mala conciliación (12%)1.

Entonces, podemos afirmar que el trabajador actual tiene, al menos, tan en cuenta el salario como aquellos beneficios ‘extras’ que de manera directa o indirecta recibe al trabajar en una organización. En consecuencia, hace años que, desde Recursos Humanos, se viene trabajando con el objetivo de potenciar las propuestas de empleo.

Propuesta del Valor al Empleado

¿Qué es la Propuesta del Valor al Empleado?

La Propuesta del Valor al Empleado o PVE es el conjunto de activos e incentivos que una empresa está dispuesta ofrecer tanto a su plantilla actual como a sus potenciales candidatos a cambio de sus habilidades y servicios.

En otras palabras, hablamos de una estrategia centrada en todo aquello que la empresa ofrece como propuesta de valor a cambio de atraer y retener el talento. El PVE es, en esencia, todos aquellos detalles y valores atractivos para el empleado que diferencian a tu organización de la competencia.

Desde RRHH se suele entender la PVE como un sistema de recompensas, que pueden ser tanto tangibles como intangibles:

Recompensas tangibles: Recompensas intangibles:
Salario mensual. Buen ambiente de trabajo.
Vacaciones. Cultura corporativa (Valores de la empresa)
Flexibilidad laboral. Oportunidades de promoción y de crecimiento profesional.
Formación y capacitación.
Beneficios a los empleados.

los beneficios a la PVE

¿Cómo aportan los beneficios a la PVE?

Como podemos comprobar, los beneficios a los empleados como pueden ser las tarjetas Restaurante, los cheques guardería o los seguros de salud ocupan un lugar fundamental en la Propuesta del Valor al Empleado. Se trata de una de las recompensas tangibles junto al salario, pero, a diferencia de este, no se trata de una recompensa presente en todas las organizaciones.

Aquella empresa que ofrezca beneficios, sin duda tiene mucho ganado a la hora de presentar una propuesta de valor atractiva para el empleado. Y es que los beneficios son un incentivo que todavía no se ha expandido a la mayoría de las empresas, mucho menos a las PyMEs.

A pesar de ello, los beneficios son un activo que pueden hacer frente a problemas como la mala conciliación y las pocas expectativas de crecimiento profesional, es decir, las dos razones principales de dimisión laboral que hemos visto anteriormente. Veamos cómo pueden influir los beneficios en estas cuestiones:

Los beneficios y el desarrollo profesional

Los beneficios y el desarrollo profesional.

Hemos comentado que el trabajador actual, especialmente el trabajador de talento es cada vez más selectivo con el empleo.

En estos tiempos donde cualquier candidato puede informarse previamente sobre la empresa que está en proceso de reclutamiento, el empleado tiene una visión mucho más crítica. Todo ello le lleva a querer hacer carrera en una empresa que le proporcione las herramientas necesarias para desarrollar todo su talento y así crecer profesionalmente.

En este sentido existen beneficios que pueden jugar un papel fundamental en el desarrollo profesional, como los planes de formación. Se trata de un beneficio ampliamente valorado tanto por los empleados como por las empresas que lo implementan, ya que, por un lado, ofrecen la posibilidad de crecer profesionalmente, mientras que, por otro lado, ayudan a la empresa a ‘pulir’ su talento y a llegar a tener un perfil más especializado y mejor preparado sin necesidad de mirar afuera.

Los beneficios y la conciliación

Los beneficios y la conciliación

El segundo motivo principal de renuncia también se puede trabajar desde una Propuesta de Valor al Empleado a partir de beneficios.

No poder llevar un buen equilibrio entre la vida personal y la vida profesional ha sido, como hemos comentado, el segundo motivo de renuncia de empleo. Por suerte, se trata de una cuestión que se puede trabajar desde una Propuesta de Valor al Empleado que incluya beneficios.

Por ejemplo, un beneficio como la tarjeta Restaurante ayudará al trabajador a llevar una mejor alimentación y a perder menos tiempo en quedarse hasta tarde preparando tuppers o en los largos trayectos durante la pausa de la comida. Otro beneficio como el bono transporte, ayudará al empleado a despreocuparse de coger el coche para llegar a la oficina. También hay otros beneficios como los pases de gimnasio que, aunque no resuelvan una problemática específica, ayudan al trabajador a desconectar mentalmente y a cuidar su bienestar.

Entonces, podemos concluir que los beneficios ocupan un rol importante en toda PVE, ya que se centran en reducir los dos principales motivos de renuncia laboral al mismo tiempo que ayudan a la empresa a mostrarse más atractiva y a desmarcarse de la competencia.

La guía de los beneficios sociales para RRHH
Ir al blog

También te puede interesar